Histórico

Home » Exposiciones » Histórico

LA LEYENDA EN EL IMAGINARIO

Lugar: Sala de la Campana y Sala de Dª Petronila.

Diciembre 2016 – 22 Enero 2017

Antonio Fernández Alvira, El último resplandor, 2016. Instalación. Acuarela sobre papel
Lina Vila, Un jardín para Petronila, 2016. Instalación. Acuarela sobre papel

 

¿Cómo aproximarnos desde el arte actual a la leyenda? Y lo que es más importante, ¿para qué? Uno de los propósitos del presente proyecto es abundar en la permanencia de la leyenda en el imaginario colectivo para desvelar los mecanismos mediante los cuales sigue arraigada en la historia. El Museo de Huesca es lugar de leyendas -la de la Campana de Huesca, que se sitúa en la sala que toma su nombre, y la estancia de doña Petronila en recuerdo a la reina de Aragón- y por ello escenario adecuado para el desarrollo de las intervenciones artísticas que se proponen a cargo de Antonio Fernández Alvira (Huesca, 1977) y Lina Vila (Zaragoza, 1970).

La leyenda, señala el folclorista Timothy R. Tangherlini, es una narración tradicional corta de un solo episodio, situada en tiempo y espacio específicos, que refleja una representación psicológica-simbólica de la creencia popular y de las experiencias colectivas, y que sirve de reafirmación de los valores comúnmente aceptados por el grupo a cuya tradición pertenece. Antonio Fernández Alvira y Lina Vila se sitúan en escenarios de leyendas acaecidos durante los reinados de Ramiro II el Monje y de su hija doña Petronila, con el ánimo de penetrar en la ficción que acompaña a toda realidad y dar a ver la realidad de toda ficción. Sin obviar los elementos que motivaron los episodios imaginarios para interrogarlos, otro argumento de este proyecto.

Lo propio de la heterotopía es que reúne varios lugares en un solo lugar, ha escrito Santiago Beruete. Un museo es buen ejemplo. De ahí que la heterotopía a menudo esté asociada a disrupciones, o rupturas drásticas, en el flujo temporal. Así sucede con las intervenciones de Lina Vila y Antonio Fernández Alvira en el Museo de Huesca. Ancladas ambas en la historia y en la leyenda desde donde interrogan cuestiones que afectan a temas de actualidad, tales como el silenciamiento histórico al que se ha sometido a las mujeres, la permanencia en el tiempo del jardín como expresión cultural, la crisis del poder y de lo establecido y la irrupción de la ruina.

Todo lo que parecía indestructible, estable e inamovible se derrumba. La obra de Antonio Fernández Alvira así lo evidencia. Construye y destruye para dar a ver la ruina. Los restos se apilan en su instalación El último resplandor que sitúa en la Sala de la Campana donde, según la leyenda, Ramiro II el Monje decapitó a los nobles aragoneses rebeldes que menospreciaban su poder por considerarlo manso y nada entendido en armas. Cuenta la leyenda que hacia 1135 Ramiro II pidió consejo a fray Frotardo, su maestro en el monasterio benedictino de Saint Pons de Thomières, a través de un mensajero. Como única respuesta, fray Frotardo salió al huerto del monasterio y cortó las coles que más sobresalían. El rey creyó entender. Y con el pretexto de hacer una campana que se oyera en todo el reino, ordenó decapitar a los nobles rebeldes que más se burlaban conforme entraban en el salón.

La leyenda de la Campana de Huesca pertenece al imaginario de Antonio Fernández Alvira, que regresa ahora al lugar y, en la zona donde las piedras del suelo dibujan un círculo que recuerda la leyenda, dispone El último resplandor, acorde con las líneas de investigación que identifican su trabajo, centrado en la construcción teatralizada de símbolos de poder para descubrir su fragilidad, que enfatiza mediante el empleo de papel y acuarela imitando la madera. Trampantojos visuales cuyo mecanismo es de naturaleza conceptual.

Un jardín para Petronila da título a la intervención de Lina Vila en la iglesia románica del Palacio Real conocida como Sala de doña Petronila, donde la tradición sitúa su matrimonio con el conde Ramón Berenguer IV de Barcelona que tuvo lugar en Lérida, en 1150, tras la firma de las capitulaciones matrimoniales en Barbastro, en 1137, cuando Petronila no había cumplido un año. Así lo dispuso su padre Ramiro II el Monje, obligado tras la muerte de su hermano Alfonso el Batallador a salir del convento, ser rey y contraer matrimonio con Inés de Poitiers. Concebida para dar continuidad a la dinastía de Aragón, la vida de Petronila se corresponde con los dos modelos de mujer establecidos por la iglesia durante la Edad Media, esposas y madres o tutela eclesiástica. Petronila fue reina de Aragón entre los años 1157 y 1164, cuando abdicó en su hijo Alfonso II y dispuso vivir retirada hasta su muerte en 1173.

Lina Vila ha recreado un paradisus claustralis, un lugar de recogimiento, en alusión al retiro voluntario de Petronila. Sobre el suelo de la iglesia románica se disponen cuatro acuarelas según el orden armónico de los claustros medievales, cuyos jardines se diseñaban como representaciones ideales por ser modelos del Paraíso, según un registro simbólico de tradición cristiana. Lina Vila pinta lirios blancos que sugieren pureza; rosas rojas en alusión al amor divino; fresas que remiten a la rectitud; y manzanas que recuerdan al hombre su caída. [Chus Tudelilla]

 

 


 

Sobre el papel: retratos en torno a Ramón Acín

Lugar: Sala 8

Agosto – Enero 2017

EL MUSEO DE HUESCA ACOGE LA EXPOSICIÓN Sobre el papel: retratos en torno a Ramón Acín

Con motivo del préstamo para la exposición Ramón y Katia Acín: la belleza contra la violencia el Museo aprovecha para mostrar otra faceta del fondo Acín que conserva.

Numerosas exposiciones se han realizado en los últimos años sobre Ramón Acín Aquilué (Huesca, 30 de agosto de 1888 – Huesca, 6 de agosto de 1936) en las que se han estudiado diversas facetas sobre su azarosa vida y su prolífica obra. La última de ellas, que se celebra en el IAACC Pablo Serrano de Zaragoza (Ramón y Katia Acín: la belleza contra la violencia, 6 de agosto – 20 de noviembre de 2016), cuenta con la participación del Museo de Huesca en el préstamo de casi un centenar de obras e imágenes del fondo de Ramón Acín que conserva el Museo. Aprovechando esta oportunidad, el Museo de Huesca investiga en los fondos de su colección para mostrar al público que visita el museo otras obras en las que retrata a amigos y familiares. Sobre el papel: retratos en torno a Ramón Acín quiere mostrar a algunos personajes que rodearon al artista o que estaban presentes de algún modo en la ciudad de Huesca en ese momento, y cómo con su versatilidad plasma en diferentes formatos a todas estas personas: esculturas, relieves, dibujos, bocetos, óleos sobre cartón, pasteles, estampas o caricaturas. La pasión, el amor y la amistad al servicio de la creación artística.

Estos formatos y técnicas tienen cabida en la exposición de manera temporal, ya que por razones de conservación preventiva no pueden figurar en la exposición permanente, pero sí son accesibles a investigadores y, gracias a exposiciones como la que nos ocupa, que permiten conocer otras facetas de nuestra colección, a todos los visitantes.

 

 

WENDINGEN: Una obra de arte. Expresionismo holandés. 1918-1931

Lugar: Salón del Trono

Octubre 2016 – Enero 2017

El Museo de Huesca se une a la celebración de la Semana de la Arquitectura, con la exposición “WENDINGEN: Una obra de arte. Expresionismo holandés. 1918-1931” organizada por el Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón.

La revista holandesa de arquitectura Wendingen fue el órgano de expresión de un grupo de jóvenes arquitectos agrupados en torno a la denominada Escuela de Ámsterdam, de marcado carácter expresionista. Esta publicación fue el soporte en el que desarrollaban y explicaban sus ideas. Wendingen potenció y exageró la búsqueda expresiva, la caracterización plástica y el individualismo. Cuestiones como el dominio de la imagen sobre el texto, la concepción de la revista como una obra de arte en sí misma, la amplitud temática de sus contenidos (artes plásticas, artes gráficas, escultura, decoración de interiores, mobiliario, teatro, danza, arte, arquitectura) y su carácter internacional constituyen sus características fundamentales. Wendingen difundió las extravagancias, los apasionados diseños que parecían más vinculados al furor del eclecticismo que a los postulados expresionistas de la época. La revista defendió una actitud romántica en la que el compromiso estilístico y social figuraban al unísono.

La muestra del Museo de Huesca expone 116 xilografías, serigrafías y litografías de las portadas de la revista. Se inaugura el 4 de octubre y podrá verse en el Salón del Trono hasta el 8 de enero de 2017.


 

 

INFRANQUEABLE .  Almalé y Bondía

17 marzo – 5 junio 2016

El Museo de Huesca inaugura la exposición INFRANQUEABLE. Almalé y Bondía, que tendrá lugar del 17 de marzo al 5 de junio. Se trata de una muestra en la que, a través de la fotografía y el vídeo, los artistas han ensayado distintas estrategias con el propósito de reinventar una dramaturgia del paisaje. La programación se completa con un ciclo de conferencias donde se tratarán los aspectos fundamentales que singularizan la obra de los artistas, la relación del paisaje y la fotografía, la importancia de la geografía y de la historia en la construcción de las imágenes; así como la reflexión en torno al límite y la frontera.

La exposición del Museo de Huesca ha sido comisariada por Alberto Castán y Chus Tudelilla y cuenta con la colaboración de la Galería Carolina Rojo. La muestra está compuesta por dos actos.

INFRANQUEABLE 01 (2010), se sitúa en el Paso de Canfranc/Le Pas d’Aspe, en la frontera entre España y Francia. La frontera animó a los artistas a pensar en el límite, en el segundo acto, INFRANQUEABLE 02 (2012-2013), que sitúan en la Sierra de Alcubierre.

Para el primer acto, el proceso se llevó a cabo tras cruzar la frontera que separa España y Francia. En el lugar elegido, Almalé y Bondía componen barreras que acogen visiones fragmentarias y alteradas del paisaje y convocan a determinados artistas con quienes se sienten especialmente próximos: Rachel Whiteread, Daniel Pflumm o Ron Mueck, cuyas obras son reflejadas en los espejos que Almalé y Bondía clavan en la frontera o esparcen a ras de suelo.

El segundo acto, INFRANQUEABLE 02, se localiza en la provincia de Huesca, donde la historia sitúa el ataque francés que provocó la fuga del cuerpo de Los Pardos de Aragón, encargado de acudir a la defensa de Zaragoza, durante la Guerra de la Independencia. Almalé y Bondía trabajan sobre la riqueza del paisaje con el simbolismo que aportan las puertas a su obra.

La trayectoria conjunta de Javier Almalé y Jesús Bondía comienza en 2002, año en que deciden compartir y enriquecer las experiencias acumuladas en sus trayectorias individuales. Su trabajo ha sido seleccionado en importantes muestras colectivas y premiado en los más destacados certámenes de fotografía, además de integrar importantes colecciones institucionales y privadas.

Con esta exposición, el Museo de Huesca enlaza directamente con el lema del Día Internacional de los Museos para este 2016: Museos y Paisajes Culturales; y vuelve a mostrar arte contemporáneo en una de sus salas de referencia, el Salón del Trono.

 


 

Colores de Ansó: Félix Lafuente-Ramón Acín

13 noviembre 2015 – 27 marzo 2016

El Museo de Huesca presenta “Colores de Ansó. Félix Lafuente – Ramón Acín”, exposición de dibujos, apuntes y bocetos de dos grandes artistas oscenses fundamentales para comprender la estética del cambio de siglo (XIX-XX) en Aragón. Con esta muestra se rinde homenaje a Félix Lafuente en el 150 Aniversario de su nacimiento.

Colores de Ansó renueva la sala 8 del Museo de Huesca, dedicada a los artistas de entresiglos, con fondos procedentes de colección propia y del Museo de Zaragoza. Entre las obras, destacan varios bocetos que Félix Lafuente realizó para el gran lienzo Ansotanos conservado en el Casino de Huesca. Así mismo, la sala 8 del museo se convierte en el escenario perfecto para sacar a la luz, por primera vez, una serie de apuntes rápidos (Escenas de Ansó) ejecutados por la mano de Ramón Acín. Todo ello, compartiendo espacio con lienzos ya emblemáticos de la Institución, como son La Feria o Feria en Ayerbe y creando una atmósfera de tipo costumbrista, donde el color de fiestas y festejos, de tipos y lugares muestran la brillantez y espontaneidad de la pintura más colorista de Ramón Acín y de la estética regionalista, de la que participan ambos autores.

La muestra se completa con un programa de actividades didácticas para familias y una conferencia sobre Félix Lafuente, a cargo de Fernando Alvira Banzo, que tendrá lugar el próximo 20 de noviembre a las 18.00 horas.

 


El Gatepac y la revista AC: Catalizador de la vanguardia arquitectónica española. 1931-1937

20 octubre – 22 diciembre 2015

El Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón, con la colaboración del departamento de Educación, Cultura y Deporte, presenta la exposición temporal ‘El Gatepac y la revista AC: Catalizador de la vanguardia arquitectónica española. 1931-1937”, en el Salón del Trono del Museo de Huesca.

El GATEPAC (Grupo de Artistas y Técnicos Españoles para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea) constituye el catalizador del progresismo en arquitectura en el período de la Segunda República Española. Representa la vanguardia de la arquitectura española del momento.

La revista AC (Documentos de Actividad Contemporánea) constituye el órgano de expresión del grupo GATEPAC. Desarrolló su actividad desde 1931 hasta 1937 materializando un total de 25 números con un formato de 258 x 240 mm., y trató de reflejar objetivamente los eventos arquitectónico-urbanísticos destacables del momento en España y Europa.

1931-1933 (nº 1 a 9 incluidos)

Tiene una clara referencia en cuanto a contenidos a nivel de grupo GATEPAC. Existe un vínculo entre los tres grupos que conforman el GATEPAC:

Una primera etapa (6 de diciembre de 1930), con los redactores de la revista Josep Torres Clavé y Pere Armenjou; una segunda etapa (9 de enero de 1932), que se reorganiza el staff diversificando las responsabilidades: redacción Joseph Torres; anuncios y correspondencia Ricardo Churruca y economía Francisco Perales; y en la tercera etapa (13 de octubre de 1932), se amplia ostensiblemente el equipo: escultura y pintura J.L. Sert; bibliografía C. Alzamorra; noticias F. Fabrejas i Vehil; traducción a inglés M. Subiño i Ripoll; películas R. Rivas i Seva y revisión de notas G. Rodríguez Avias.

1933-1936 (nº 10 a 22 incluidos)

Los grupos Norte y Centro se desvinculan totalmente del Grupo Este, y se publican fundamentalmente proyectos catalanes e internacionales. Corresponde con la dirección de la revista por J.L. Sert.

Es la cuarta etapa, 16 de marzo de 1933. El 1 de enero de 1933, J. Torres dimite como director de la revista y se conforma el nuevo equipo: compaginación J.L. Sert; correspondencia y anuncios R. Churruca, corrección e imprenta J. Torres.

1936-1937 (nº 23 a 25 incluidos)
Es la etapa final en la que el denominador común es la radicalización del grupo catalán, politizando su publicación, alineándose con el gobierno de la Generalitat y derivando en su disolución definitiva con el número 25 en 1937. Editan con el nombre GATCPAC en su quinta etapa.

En el último número (el 25), la edición es trilingüe (catalán, castellano y francés), y se radicaliza ideológicamente soslayando los temas arquitectónico-urbanísticos y transformándose en una reflexión social sobre la problemática de la calidad de vida. Constituye el fin de la revista.

La arquitectura racionalista en Aragón

La importancia que tiene el Rincón de Goya de Zaragoza, del arquitecto Fernando García Mercadal, es fundamental para el desarrollo de la cultura arquitectónica española. Es una de las obras pioneras que fueron la premonición de un movimiento que trascendió los parámetros arquitectónicos e introdujo la componente social como un ingrediente más a la hora de diseñar arquitectura.

Un factor, la dimensión social, que enarboló la II República Española para convertirlo en estandarte de sus principios artísticos.

La funcionalidad unida a un esquematismo compositivo y de renuncia a cualquier aditamento superfluo confluyeron para que se desarrollase a nivel mundial: el estilo internacional o del Movimiento Moderno, que tanto predicamento ha tenido a lo largo del siglo XX.

Una arquitectura que se desliga definitivamente de los historicismos previos. “Estas arquitecturas de los años treinta que buscaron, entre las vanguardias artísticas del momento, su fuente de fecundidad creativa, no solo siguen siendo del interés de los arquitectos sino que evidencian su vigencia tras el rápido olvido de las efervescentes doctrinas acontecidas en nuestra disciplina desde los años sesenta. Cabe entender el Rincón de Goya como la puesta en valor de una Arquitectura, que, en los albores de la modernidad en España, se abre paso meritoriamente desde la periferia, tanto económica, como social y política”.

Basados en los estilemas de la Bauhaus donde la funcionalidad y la exigencia de claridad en el diseño y la Arquitectura constituían un imperativo, no solo económico, pero sobre todo moral y político. Reducir las formas complejas a sus componentes estructurales más simples. La geometría, la lógica o la matemática no dejan lugar al estilo personal. La alianza entre ciencia y técnica se percibe como el motor decisivo del cambio social y del progreso.

Estos planteamientos son asimilados y asumidos, en nuestra región, donde tenemos un elenco de edificios que constituyen un claro ejemplo de los planteamientos racionalistas, funcionalistas que tanto han determinado el devenir de la arquitectura.

Listado de paneles:

HUESCA

– Casa Retortillo, C/Alcoraz 2. Por Enrique Vincenti Bravo

– Viviendas calle del Parque 2 y 4, C/ Alcoraz, 2. Por José Beltrán Navarro

– Casa San Agustín, C/Cortes 17, angular C/Ricafort. Por José Beltrán Navarro

– Casas Gasós y Coarasa, Casa Francoy y Casa Lacasa, C/Miguel Servet, 6, 12 y 14. Por José Beltrán Navarro.

– Casa Polo, Plaza del Justicia 1. Por José Luis de León y Díaz Capilla, José Beltrán Navarro

– Pabellón de tuberculosis y Hospital Provincial, Paseo Lucas Mallada 22. Por José Luis de León y Díaz Capilla, José Beltrán Navarro y Antonio Uceda García

TERUEL

– Chalet para Pascual Lasarte Dolz, C/José Torán, 1. Por Mariano Aznárez Torán

– Escuela Normal de Maestros, C/Miguel Servet. Atribuido a Juan Antonio Muñoz Gómez

– Chalet para Vicente Serrano Lope (nº4) y chalet para Jesús Anduj Aparicio (nº7), C/ Maestro Fabregat 4 y 7. Por Juan Antonio Muñoz Gómez

– Edificio de ocho viviendas para Andrés Estevan Giménez, C/Fernando Hué, 4. Por Juan Antonio Muñoz Gómez

– Edificio para Mariano Ibáñez, C/ José Torán 7. Por Luis González Gutiérrez.

– Chalet para Juan José Gómez-Cordobés Hernández, C/San Fernando 24. Por Juan José Gómez-Cordobés Hernández

ZARAGOZA

– Rincón de Goya, Parque José Antonio Labordeta, s/n. Por Fernando García Mercadal

– Edificio de viviendas, Plaza de los Sitios, 16. Por Fernando García Mercadal

– Hermandad Refugio, C/ Crespo Agüero, 5. Por Regino Borobio Ojeda

– Edificio Viviendas –Casa Calvo. Paseo Sagasta, 31. Por Por Regino Borobio Ojeda y José Borobio Ojeda

– Edificio Viviendas, C/Baltasar Gracián y Cortes de Aragón. Por Secundino Zuazo Ugalde

– Edificio Viviendas, C/Mefisto, 9. Por Francisco Albiñana

– Confederación Hidrográfica del Ebro. Paseo Sagasta 24-26. Por Regino Borobio Ojeda y José Borobio Ojeda

– Edificio de viviendas, Calle Costa 7. Por Teodoro Ríos Balaguer

– Edificio de viviendas, Pso. Sagasta, 7. Por Regino Borobio Ojeda

– Edificio de viviendas, C/ Arzobispo Domenech, 2. Por Manuel Muñoz Casayús

– Edificio de viviendas, Cervantes 25-27 / Lorenzo Monclús Ramírez

– Edificio de viviendas, C/Gran Vía 7-9 / Manuel Muñoz Casayús

– Antiguo Instituto de Higiene, C/ Ramón y Cajal, 68. Por Teodoro Ríos Balaguer

– Edificio de viviendas, C/ San Clemente, 22. Por Regino y José Borobio Ojeda

– Edificio de viviendas, C/ Castellvi, 1. Por José Beltrán Navarro

– Antigua casa de Matías Bergua, Pso. Ruiseñores, 55/Rafael Bergamín Gutiérrez y Luis Blanco Soler


Museo de Huesca. 40 años de historia. Vicente Baldellou

17 junio – 27 septiembre 2015

El Museo de Huesca, una institución con más de cien años de historia, recapacita acerca de sus últimos cuarenta años. Desde su fundación el 29 de junio de 1873, como iniciativa de la Comisión Provincial de Monumentos, hasta la imagen que de este tenemos en 2015, en el edificio de la antigua Universidad Sertoriana, se han sucedido avatares históricos, sedes, personas y personajes que dejaron en mayor o menor medida su impronta sobre esta Institución con casi un siglo y medio de vida. De estos ciento cuarenta y dos años de historia, casi cuarenta fueron escritos por su director más longevo en el cargo, D. Vicente Baldellou, que desde 1974 a 2013, permaneció al frente del Museo, convirtiéndolo en un centro de referencia en la investigación en el campo de la Prehistoria y renovando esta Institución para adecuarla a los conceptos del museo moderno. La exposición El Museo de Huesca: 40 años de historia. Vicente Baldellou, se articula en torno a cinco ámbitos que recrean las imágenes del pasado arquitectónico de la Institución, la creación de sus colecciones, la apertura a nuevas corrientes museológicas y la figura del director que impulsó este Museo y la arqueología de toda la provincia durante casi medio siglo:
1. Museo de Huesca: 1873-1973.
2. La renovación del Museo.
La reforma arquitectónica.
3. El Museo amplía sus fondos.
4. Vicente Baldellou. Semblanza.
5. El Museo investiga.
La exposición reúne un conjunto de imágenes de archivo, obras ingresadas en todas las etapas de la Institución y una referencia a los yacimientos y la labor de investigación de Vicente Baldellou al frente del Museo. Esta muestra supone una vista atrás para conocer el pasado y entender el presente del Museo de Huesca.


Vrbs Victrix Osca

28 agosto 2014 – 26 abril 2015

Vrbs Victrix Osca. La huella de Augusto. Con esta exposición, Huesca rinde homenaje al primer emperador de Roma coincidiendo con el bimilenario de su fallecimiento. La muestra acerca al visitante la milenaria Osca (el nombre de Huesca en época Romana) en los tiempos de Augusto.

La muestra, comisariada por José Fabre Murillo, tiene como punto de partida una gran ortofotografía con el mapa de los hallazgos romanos de Huesca. Esta imagen cuenta con el apoyo de varios paneles temáticos a través de los cuales se hace un recorrido por cuestiones como: la religión romana y el ritual funerario, la vida cotidiana de los ciudadanos oscenses; los espectáculos en época clásica; la economía; las comunicaciones de Osca, tanto con las ciudades del entorno como con el resto del imperio; o el gobierno y la organización publica de la ciudad, entre otros.

En este espacio, ubicado en el Salón del Trono del Museo de Huesca, se exhiben también varias piezas originales, una de ellas expuesta al público por primera vez. Se trata una lápida de piedra una inscripción conmemorativa de finales del siglo I o inicios del siglo II que recuerda a uno de los pocos magistrados romanos que se le conocen a Osca en esta época. Este personaje acumuló en su carrera política el máximo poder civil y religioso de la ciudad. A ella le acompañan dos piedras armeras, de época medieval y moderna, en las que el visitante podrá ver la inspiración clásica de la heráldica de la ciudad de Huesca.

Además, en este recorrido se muestran dos monedas de plata, una del 39-37 a.C y otra acuñada entre el 2 a.C. y el 14 d.C. La primera de ellas se caracteriza por ser la primera vez que aparece en una moneda el nombre de la ciudad con la grafía latina OSCA. La segunda, se trata de un denario acuñado en Lugdunum (actual Lyon – Francia), para celebrar la designación como herederos al trono de los nietos de César Augusto Cayo y Lucio. En ella se pone de manifiesto el carácter propagandístico y vía de comunicación del poder.

Esta exposición forma parte del amplio programa cultural que se está llevando a cabo en Aragón este año con motivo de la conmemoración del bimilenario de César Augusto. El programa que ha sido organizado conjuntamente por el Gobierno de Aragón y los ayuntamientos de Zaragoza, Huesca, Calatayud, Tarazona y Velilla de Ebro muestra los principales hitos de la figura del emperador romano y la huella que dejó en Aragón.

Enlace a la Visita virtual de la exposición


Menuda campana

22 abril – 29 junio 2014

El Museo de Huesca acerca a niños y jóvenes parte de la historia de Aragón con la exposición ‘Menuda campana’. El objetivo de la muestra es dar a conocer a los más jóvenes la historia de Aragón, desde finales del siglo XI hasta mediados del XII, tomando como base la interpretación del cuadro ‘La campana de Huesca’, de Casado del Alisal.

La técnica utilizada por el artista y comisario de la exposición, Agustín Lorés, es el dibujo animado y el estilo del programa educativo ‘Menudo arte’. De esta forma, realiza un recorrido por un siglo de historia que comienza con la figura de tres reyes de Aragón -Pedro I, Alfonso I y Ramiro II-. La muestra continúa haciendo referencia a la leyenda de la campana de Huesca mediante la crónica de San Juan de la Peña, escrita por iniciativa de Pedro IV y el cuadro de Casado del Alisal.

Casado del Alisal es un destacado pintor de historia. Con el realismo propio del neoclasicismo y el romanticismo pintó “La campana de Huesca”. Un cuadro de 1880 que cuenta la leyenda de la Campana de Huesca, leyenda que aparece por primera vez en la Crónica de San Juan de la Peña (siglo XIV). Esta obra además hace referencia a un periodo clave de la historia de Aragón, periodo convulso, de guerras, reyes y pugnas de poder.

 


Ramón Acín. Geometría del hombre sin aristas

30 agosto 2013 – 16 febrero 2014

Ramón Acín. Geometría del hombre sin aristas; da título a la exposición organizada por el Instituto de Estudios Altoaragoneses, que acerca la vida y obra de uno de los personajes más atractivos del arte, la cultura y el compromiso anarcosindicalista del primer tercio del siglo XX en Aragón.

Dibujos, pinturas, esculturas, documentos personales, expedientes gubernativos y policiales, fotografías, artículos periodísticos, murales, libros, impresos y otros soportes expositivos de diversa índole, conforman el universo de Ramón Acín que pueden verse en la exposición, comisariada por Víctor Pardo Lancina.

La exposición se distribuye en los siguientes aspectos:

– Álbum de familia

– Varetas de baulero

– Pedagogía de la libertad

– La sublevación de Jaca

– La lotería de 1932

– Entre el céfiro y el aquilón

El Museo de Huesca ha colaborado con el préstamo de obra de Ramón Acín que forma parte de la colección permanente del centro, así como con la colaboración del personal del mismo.

 


De copias, estampas y dibujos. Los grandes maestros en el Museo de Huesca

18 mayo – 18 agosto 2013

Los actos de celebración del Día Internacional de los Museos en el Museo de Huesca protagonizan el 18 de mayo. El lema de este año: Museos (Memoria+Creatividad)= Progreso Social, ha inspirado la exposición temporal titulada “De copias, estampas y dibujos. Los grandes maestros en el Museo de Huesca”. Se trata de una exposición temporal realizada con fondos propios del Museo de Huesca, poniendo de relieve el buen número de copias de época moderna que conserva el Museo de obras de grandes maestros, tales como Velázquez, Guido Reni, Rubens, Lucas Jordán o Tiziano. El modo de poseer una buena obra a un precio más asequible era obtener una buena copia. Igualmente la difusión de estampas (grabados, litografías, etc.) de obras de grandes pintores era una buena manera de difundir modelos iconográficos, así como modo de ayudar a que la fama y obra de un autor determinado creciese. Por último, los dibujos de obra como método de aprendizaje constituían una forma de difusión. Estos tres tipos de seguir a los grandes maestros se muestra de forma muy didáctica en la citada exposición temporal.

Por otro lado, el taller para familias “Copiando… ¡creo!” busca acercar a todos los participantes la actividad del copista de obras de arte, pero en este caso con un punto importante de creatividad y trabajo en equipo.

 


El pintor Anselmo Gascón de Gotor en Huesca 1901-1927

18 mayo – 21 de octubre de 2012

La muestra sobre Anselmo Gascón de Gotor (Zaragoza 1865 – Huesca 1927) se realizó en Zaragoza, en la Casa de los Morlanes bajo el título “El pintor zaragozano Anselmo Gascón de Gotor”, entre el 25 de octubre y el 4 de diciembre de 2011 organizada por el Ayuntamiento de Zaragoza.

Los fondos a exponer en Huesca son los que se expusieron en Zaragoza, incorporando 4 cuadros y 3 diplomas nuevos suponiendo un total de 51 cuadros, 4 diplomas, 1 relieve, 7 libros y 2 documentos.

Ha existido una total colaboración con la familia de Anselmo Gascón de Gotor, que fue quien inicialmente se puso en contacto con el Museo de Huesca para plantear la posibilidad de repetir la muestra que se había realizado en la ciudad de Zaragoza, así como del resto de prestatarios de la obra.

La obra que se muestra se puede agrupar en los siguientes conjuntos: vistas y escenas de la ciudad de Zaragoza (con el diploma de la concesión de la medalla de oro de la ciudad, relieve de metal de la torre Nueva, documentos, panfletos y publicaciones sobre Zaragoza y la torre Nueva), costumbrismo, dibujos, pintura religiosa, de paisaje, bodegones y retratos.