Actuales

Home » Exposiciones » Actuales

LA LEYENDA EN EL IMAGINARIO

Lugar: Sala de la Campana y Sala de Dª Petronila.

Diciembre 2016 – 22 Enero 2017

Antonio Fernández Alvira, El último resplandor, 2016. Instalación. Acuarela sobre papel
Lina Vila, Un jardín para Petronila, 2016. Instalación. Acuarela sobre papel

 

¿Cómo aproximarnos desde el arte actual a la leyenda? Y lo que es más importante, ¿para qué? Uno de los propósitos del presente proyecto es abundar en la permanencia de la leyenda en el imaginario colectivo para desvelar los mecanismos mediante los cuales sigue arraigada en la historia. El Museo de Huesca es lugar de leyendas -la de la Campana de Huesca, que se sitúa en la sala que toma su nombre, y la estancia de doña Petronila en recuerdo a la reina de Aragón- y por ello escenario adecuado para el desarrollo de las intervenciones artísticas que se proponen a cargo de Antonio Fernández Alvira (Huesca, 1977) y Lina Vila (Zaragoza, 1970).

La leyenda, señala el folclorista Timothy R. Tangherlini, es una narración tradicional corta de un solo episodio, situada en tiempo y espacio específicos, que refleja una representación psicológica-simbólica de la creencia popular y de las experiencias colectivas, y que sirve de reafirmación de los valores comúnmente aceptados por el grupo a cuya tradición pertenece. Antonio Fernández Alvira y Lina Vila se sitúan en escenarios de leyendas acaecidos durante los reinados de Ramiro II el Monje y de su hija doña Petronila, con el ánimo de penetrar en la ficción que acompaña a toda realidad y dar a ver la realidad de toda ficción. Sin obviar los elementos que motivaron los episodios imaginarios para interrogarlos, otro argumento de este proyecto.

Lo propio de la heterotopía es que reúne varios lugares en un solo lugar, ha escrito Santiago Beruete. Un museo es buen ejemplo. De ahí que la heterotopía a menudo esté asociada a disrupciones, o rupturas drásticas, en el flujo temporal. Así sucede con las intervenciones de Lina Vila y Antonio Fernández Alvira en el Museo de Huesca. Ancladas ambas en la historia y en la leyenda desde donde interrogan cuestiones que afectan a temas de actualidad, tales como el silenciamiento histórico al que se ha sometido a las mujeres, la permanencia en el tiempo del jardín como expresión cultural, la crisis del poder y de lo establecido y la irrupción de la ruina.

Todo lo que parecía indestructible, estable e inamovible se derrumba. La obra de Antonio Fernández Alvira así lo evidencia. Construye y destruye para dar a ver la ruina. Los restos se apilan en su instalación El último resplandor que sitúa en la Sala de la Campana donde, según la leyenda, Ramiro II el Monje decapitó a los nobles aragoneses rebeldes que menospreciaban su poder por considerarlo manso y nada entendido en armas. Cuenta la leyenda que hacia 1135 Ramiro II pidió consejo a fray Frotardo, su maestro en el monasterio benedictino de Saint Pons de Thomières, a través de un mensajero. Como única respuesta, fray Frotardo salió al huerto del monasterio y cortó las coles que más sobresalían. El rey creyó entender. Y con el pretexto de hacer una campana que se oyera en todo el reino, ordenó decapitar a los nobles rebeldes que más se burlaban conforme entraban en el salón.

La leyenda de la Campana de Huesca pertenece al imaginario de Antonio Fernández Alvira, que regresa ahora al lugar y, en la zona donde las piedras del suelo dibujan un círculo que recuerda la leyenda, dispone El último resplandor, acorde con las líneas de investigación que identifican su trabajo, centrado en la construcción teatralizada de símbolos de poder para descubrir su fragilidad, que enfatiza mediante el empleo de papel y acuarela imitando la madera. Trampantojos visuales cuyo mecanismo es de naturaleza conceptual.

Un jardín para Petronila da título a la intervención de Lina Vila en la iglesia románica del Palacio Real conocida como Sala de doña Petronila, donde la tradición sitúa su matrimonio con el conde Ramón Berenguer IV de Barcelona que tuvo lugar en Lérida, en 1150, tras la firma de las capitulaciones matrimoniales en Barbastro, en 1137, cuando Petronila no había cumplido un año. Así lo dispuso su padre Ramiro II el Monje, obligado tras la muerte de su hermano Alfonso el Batallador a salir del convento, ser rey y contraer matrimonio con Inés de Poitiers. Concebida para dar continuidad a la dinastía de Aragón, la vida de Petronila se corresponde con los dos modelos de mujer establecidos por la iglesia durante la Edad Media, esposas y madres o tutela eclesiástica. Petronila fue reina de Aragón entre los años 1157 y 1164, cuando abdicó en su hijo Alfonso II y dispuso vivir retirada hasta su muerte en 1173.

Lina Vila ha recreado un paradisus claustralis, un lugar de recogimiento, en alusión al retiro voluntario de Petronila. Sobre el suelo de la iglesia románica se disponen cuatro acuarelas según el orden armónico de los claustros medievales, cuyos jardines se diseñaban como representaciones ideales por ser modelos del Paraíso, según un registro simbólico de tradición cristiana. Lina Vila pinta lirios blancos que sugieren pureza; rosas rojas en alusión al amor divino; fresas que remiten a la rectitud; y manzanas que recuerdan al hombre su caída. [Chus Tudelilla]

 

 


 

 

WENDINGEN: Una obra de arte. Expresionismo holandés. 1918-1931

Lugar: Salón del Trono

Octubre 2016 – Enero 2017

El Museo de Huesca se une a la celebración de la Semana de la Arquitectura, con la exposición “WENDINGEN: Una obra de arte. Expresionismo holandés. 1918-1931” organizada por el Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón.

La revista holandesa de arquitectura Wendingen fue el órgano de expresión de un grupo de jóvenes arquitectos agrupados en torno a la denominada Escuela de Ámsterdam, de marcado carácter expresionista. Esta publicación fue el soporte en el que desarrollaban y explicaban sus ideas. Wendingen potenció y exageró la búsqueda expresiva, la caracterización plástica y el individualismo. Cuestiones como el dominio de la imagen sobre el texto, la concepción de la revista como una obra de arte en sí misma, la amplitud temática de sus contenidos (artes plásticas, artes gráficas, escultura, decoración de interiores, mobiliario, teatro, danza, arte, arquitectura) y su carácter internacional constituyen sus características fundamentales. Wendingen difundió las extravagancias, los apasionados diseños que parecían más vinculados al furor del eclecticismo que a los postulados expresionistas de la época. La revista defendió una actitud romántica en la que el compromiso estilístico y social figuraban al unísono.

La muestra del Museo de Huesca expone 116 xilografías, serigrafías y litografías de las portadas de la revista. Se inaugura el 4 de octubre y podrá verse en el Salón del Trono hasta el 8 de enero de 2017.

 

 

 


 

Sobre el papel: retratos en torno a Ramón Acín

Lugar: Sala 8

Agosto – Diciembre 2016

EL MUSEO DE HUESCA ACOGE LA EXPOSICIÓN Sobre el papel: retratos en torno a Ramón Acín

Con motivo del préstamo para la exposición Ramón y Katia Acín: la belleza contra la violencia el Museo aprovecha para mostrar otra faceta del fondo Acín que conserva.

Numerosas exposiciones se han realizado en los últimos años sobre Ramón Acín Aquilué (Huesca, 30 de agosto de 1888 – Huesca, 6 de agosto de 1936) en las que se han estudiado diversas facetas sobre su azarosa vida y su prolífica obra. La última de ellas, que se celebra en el IAACC Pablo Serrano de Zaragoza (Ramón y Katia Acín: la belleza contra la violencia, 6 de agosto – 20 de noviembre de 2016), cuenta con la participación del Museo de Huesca en el préstamo de casi un centenar de obras e imágenes del fondo de Ramón Acín que conserva el Museo. Aprovechando esta oportunidad, el Museo de Huesca investiga en los fondos de su colección para mostrar al público que visita el museo otras obras en las que retrata a amigos y familiares. Sobre el papel: retratos en torno a Ramón Acín quiere mostrar a algunos personajes que rodearon al artista o que estaban presentes de algún modo en la ciudad de Huesca en ese momento, y cómo con su versatilidad plasma en diferentes formatos a todas estas personas: esculturas, relieves, dibujos, bocetos, óleos sobre cartón, pasteles, estampas o caricaturas. La pasión, el amor y la amistad al servicio de la creación artística.

Estos formatos y técnicas tienen cabida en la exposición de manera temporal, ya que por razones de conservación preventiva no pueden figurar en la exposición permanente, pero sí son accesibles a investigadores y, gracias a exposiciones como la que nos ocupa, que permiten conocer otras facetas de nuestra colección, a todos los visitantes.