Pintura de Historia

Home » Colecciones » Pintura de Historia

La pintura de historia es un género pictórico que se inspira en acontecimientos de la historia o la mitología. Incluye también la alegoría y aquellas obras que toman su narración no de la historia sino de la literatura.

Los ejemplares de la Campana de Huesca narran la leyenda vinculada a la ciudad y al propio edificio que acoge el museo. La Leyenda de la Campana de Huesca aparece por primera vez en la Crónica de San Juan de la Peña (siglo XIV). En esta Crónica se cuenta que los nobles aragoneses desobedecían a su rey, Ramiro II el Monje (rey de Aragón entre 1134 y 1137), teniendo el reino sumido en el desorden. El monarca decidió entonces pedir consejo al que había sido su maestro en el monasterio francés de San Ponce de Tomeras. Éste condujo al mensajero del rey al huerto del monasterio y, por toda respuesta, cortó las coles que más sobresalían, diciéndole que contara a su rey cuanto había visto.

Ramiro comprendió que el huerto simbolizaba su reino y que las coles eran sus nobles más poderosos. Decidido ya a terminar con la nobleza díscola, el rey convocó Cortes en Huesca con el pretexto de hacer una campana tan grande que se oyera en todo el reino. Cuando los principales nobles llegaron al palacio, los hombres de Ramiro los detenían y decapitaban de inmediato. Tras este castigo, Ramiro II consiguió devolver la paz a su reino.

Sin embargo, sí ocurrió algo extraño con la nobleza bajo el corto reinado de Ramiro II. Los Anales Toledanos Primeros dan para el año 1136 la siguiente referencia durante el reinado de Ramiro II: “Mataron las potestades en Huesca”.

Por otro lado, la Crónica de un historiador árabe, lbn Idari, cuenta que el rey aragonés Ramiro el Monje ordenó decapitar a siete de sus principales nobles, porque habían asaltado una caravana musulmana de mercancías que se dirigía a Huesca, violando con ello el tratado de paz que había concertado con el gobernador árabe de Valencia y Murcia.

Estos hechos son probablemente el origen histórico de la leyenda de la Campana de Huesca, embellecidos posteriormente en la Crónica de San Juan de la Peña a partir de historias de la Antigüedad clásica.

De acuerdo con una tradición muy arraigada en Huesca, el lugar en que se sucedieron tan sangrientos hechos es una de las salas del palacio de los reyes de Aragón que forman parte en la actualidad del Museo de Huesca, la conocida como Sala de la Campana.