Verano en el Museo

Estas semanas de verano han estado llenas de vitalidad y alegría en el museo. Todos hemos disfrutado del buen tiempo, de los días más largos y las noches cargadas de estrellas y como no podía ser de otra manera, desde el museo hemos querido aportar con el esfuerzo y dedicación de todo el equipo una programación atractiva y de interés para todos los públicos.

 

Inauguramos el verano con la exposición temporal “Sed Fugit” del artista alcañizano José Miguel Abril. En ella se presenta una cuidada selección de pinturas y esculturas en las que tanto el artista como la comisaria de la exposición, Carlota Santabárbara han querido establecer un diálogo con algunos de los espacios más emblemáticos de nuestro museo como son el Salón del Trono, la Sala de la Campana, la Sala de Doña Petronila y el patio. Como actividad complementaria a la exposición, el jueves 7 de septiembre a las 18:30 horas, José Miguel Abril y Carlota Santabárbara realizarán una visita comentada a la que os invitamos a asistir para conocer más la obra de este artista y los aspectos más destacados de “Sed Fugit”. La exposición podrá visitarse hasta el 20 de septiembre.

 

Dentro del ámbito de la investigación, durante el mes de julio se ha continuado con el proyecto llevado a cabo en el Pueyo de Marcuello, siendo esta la 6ª Campaña de excavación en la que han participado 30 jóvenes procedentes de diversas universidades españolas bajo la dirección de José Fabré Murillo.

También ha sido destacable la presencia de una decena de investigadores en nuestras áreas de reserva, procedentes de universidades tanto españolas como extranjeras y que han aprovechado los meses de verano para venir a Huesca y trabajar con nuestros fondos museográficos y documentales.

 

Durante los meses de julio, agosto y septiembre el museo abre sus puertas más allá de su horario habitual, ofreciendo actividades especiales al caer la noche.

Así  han sido los conciertos del programa “Música para noches de verano”,  el concierto del conjunto barroco El Trovar en la capilla de nuestro museo y el concierto del dúo Dolce Rima en el patio. Ambos con una gran afluencia de público.

Por otro lado, desde el museo hemos querido colaborar con el Ayuntamiento de Huesca dentro del festival “la Campana de Huesca: un verano de leyenda”, se ha realizado una representación teatral con video-mapping sobre la fachada de nuestra sede y se están llevando a cabo visitas teatralizadas que relatan la popular “leyenda de la Campana” a través de las diferentes estancias del museo.

 

También ha sido un verano de aprendizajes, en el que hemos tenido con nosotros a Blanca Mallada como estudiante de Historia del Arte en prácticas y a la que desde aquí queremos agradecer su disponibilidad y buen hacer.

 

A lo largo de estos meses, más de 12.000 personas han recorrido nuestras salas y esperamos que su experiencia haya sido grata. Nosotros vamos despidiendo el verano y mirando ya hacia el inicio del próximo curso escolar con la preparación de una rica y diversa oferta de actividades para todos los niveles formativos, la coordinación de nuevos proyectos expositivos y  nuevos retos y desafíos que irán llegando poco a poco.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *