Proyecto de investigación en el Pueyo de Marcuello

La investigación es uno de los principales objetivos de un museo. Por eso, las excavaciones arqueológicas que se realizan cada año en el Pueyo de Marcuello constituyen uno de los principales proyectos de investigación del Museo de Huesca, abordando de este modo campañas de trabajo coordinadas por José Fabre Murillo, Director del Proyecto de Investigación, junto con el Museo de Huesca desde la Dirección General de Cultura y Patrimonio. Son ya seis las ediciones en las que se han sumado esfuerzos para poder llevarlas a cabo y poder afirmar, en la actualidad, que nos encontramos ante “uno de los yacimientos arqueológicos aragoneses más prometedores de las últimas décadas”, como señala José Fabre.

Como os hemos contado en otras ocasiones, en los alrededores de Linás de Marcuello, en el término municipal de Loarre (Huesca), se encuentran los restos de este yacimiento de la segunda mitad del primer milenio a.C., perteneciente a la conocida como Edad del Hierro. Se trata de un asentamiento con un urbanismo ya planificado, compuesto por calles empedradas y adaptado al terreno en el que se encuentra. Constituye además un punto de trasferencias culturales, no solo en cuanto al intercambio de objetos, sino también a los mecanismos de producción de los mismos. Los restos encontrados hasta ahora pertenecen tanto a edificaciones privadas (viviendas), como a lo que pueden considerarse obras públicas (calzadas y un muro de contención).

De los seis espacios de habitación identificados en las campañas anteriores (este año se han abierto dos más), es en el número 1 en el que han aparecido los restos arqueológicos muebles más importantes, más de medio centenar de objetos variados de tradición mediterránea y peninsular entre los que contamos urnas, copas, moldes para la fabricación de joyas… que nos dejan constancia de estas importaciones culturales. Junto a estos objetos, se han encontrado también restos óseos procedentes de dieta que llevaban a cabo estas gentes y también restos de las estructuras que les daban cobijo (muros de piedra, adobes y techumbres a base vigas de pino).

El proyecto arqueológico del Pueyo de Marcuello, dependiente de la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón, ha acogido a colaboradores procedentes de universidades de toda España, como la Autónoma y Complutense de Madrid, Autónoma de Barcelona y Universidad de Barcelona, Universidad de Zaragoza, Universidad de Cádiz, Universidad de Málaga y U.N.E.D., a quienes queremos agradecer su trabajo y su implicación.

Esperamos poder continuar en los próximos años con el proyecto, aportar nuevos descubrimientos, colaborar en la difusión del conocimiento, además de incluir las piezas más destacadas en la colección permanente del Museo de Huesca, una vez se encuentren restauradas por María José Arbués, responsable de Restauración del centro, implicada en el proyecto desde sus inicios y uno de sus principales puntales para que edición tras edición logremos los éxitos de las campañas que desde aquí os trasladamos.

 

Texto: Blanca Mallada

Imágenes cortesía de José Fabré Murillo

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *