El Museo de Huesca se suma a la celebración del Día Europeo de la Conservación-Restauración 2019

El 13 de octubre de 2019 se celebra el Día Europeo de la Conservación-Restauración, para ello la Asociación Profesional de Conservadores Restauradores de España (ACRE) propone llenar la semana del 7 al 13 de octubre de todo tipo de actividades de difusión relacionadas con esta profesión dirigidas a todo tipo de público y realizadas por profesionales de cualquier condición, instituciones, empresas y estudiantes que deseen aumentar la visibilidad del conservador-restaurador, dar visibilidad al trabajo de los profesionales que participen en la propuesta o poner en valor proyectos concretos, próximos a los participantes en el evento.

En el Museo de Huesca nos sumamos a esta celebración poniendo de relieve las últimas actuaciones de conservación-restauración realizadas en nuestro centro. Es importante que las actuaciones realizadas en el Museo de Huesca puedan ser contempladas por el público. Es más, dar a conocer la labor callada de los profesionales de la restauración es tarea que debemos llevar a cabo desde los museos.

Por este motivo, en el mes de mayo, con motivo del Día Internacional de los Museos, difundimos la actividad “El museo restaura. Prohibido no mirar”, en la que durante dos semanas nuestra sala 7 fue un laboratorio de restauración en el que los visitantes pudieron admirar el trabajo de la restauradora Ana Belén Serrano en el marco de una de nuestras más emblemáticas obras, Pedro Abarca de Bolea, Conde de Aranda, en el año en que se cumplen 300 años de su nacimiento. Hoy dicho retrato luce en todo su esplendor y puede ser admirado por los visitantes del Museo de Huesca, y por ello queremos incluirlo en las actividades en torno al Día Europeo de la Conservación-Restauración.

Asimismo, nuestra sección “Obra destacada” en la sala 6 del museo expone en la actualidad 4 tablas de pequeño formato realizadas al óleo por Fray Manuel Bayeu hacia 1793 que sirvieron de estudios preparatorios para las pinturas murales respectivas de la capilla de la Asunción de la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes. Dichas tablas, pertenecientes a la colección del Palacio de Valdeolivos en Fonz, fueron restauradas por Ana Belén Serrano con motivo de la exposición Fray Manuel Bayeu. Cartujo, pintor y testigo de su tiempo, organizada por la Diputación de Huesca, y en la actualidad se encuentran en el Museo de Huesca donde pueden contemplarse una vez han sido limpiadas y tratadas para su mejor conservación y exhibición.

Por último, no queremos dejar de incluir en las actividades en torno al Día Europeo de la Conservación-Restauración que se celebra el 13 de octubre nuestra exposición temporal “Labitolosa. Una ciudad romana en el Pirineo oscense”, en la que hemos trabajado durante más de un año y en la que la restauradora del Museo de Huesca, nuestra compañera Mª José Arbués, ha tratado todas las piezas que la conforman, en torno a 200. Queremos destacar el trabajo realizado en las inscripciones de gran formato que conserva el museo, para las que además se han diseñado unos soportes adecuados que permiten su conservación y su posterior movimiento sin afectar a la estabilidad de las mismas, como ya han podido ver los más de 30.000 visitantes que ha recibido la exposición desde el mes de marzo.

Durante esta semana los visitantes del Museo de Huesca dispondrán de la posibilidad de acceder a esta iniciativa a través de unos códigos QR dispuestos en sala junto a las obras restauradas.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *