Lucía Zamora Mored

“Natural de Huesca (10 de diciembre de 1912)
Maestra de Lanaja
Informe policial: FETE (M). Detenida/Relación de Maestros (1). L. Zamora Moret.
Escalafón 1º 16940
Expediente de depuración. De la FETE antes del golpe fascista de julio de 1936; se le acusa de ser adicta al FP y al PCE. Detenida en Huesca en agosto o septiembre del 36; se le traslada a Zaragoza y la ponen en libertad el 24 de diciembre del 36. No se ha sabido nada más. Pliego de descargo firmado en Huesca el 7 de agosto de 1938. Separación del servicio (AGA, Ministerio de Educación Nacional. Expedientes de depuración de maestros nacionales, 32/12646)”

Herminio Lafoz Rabaza en «Socialismo y magisterio. La FETE en Aragón durante la Segunda República (1931-1938)» nos cuenta esto de Lucía, la maestra de Lanaja. “No se ha sabido nada más”, dice, no se ha sabido nada más… hasta hoy.
En enero de 2019 recibimos una consulta de la profesora de la Universidad de Zaragoza Isabel Álvaro Zamora en el Museo de Huesca sobre uno de nuestros dibujos de Ramón Acín, concretamente el NIG 05029 titulado «Retrato femenino» y fechado hacia 1929. La consulta hacía referencia a la publicación de esta imagen en el catálogo de la exposición antológica «Ramón Acín, 1888-1936», comisariada por Manuel García Guatas en 1988 para celebrar el centenario de su nacimiento y sacar a la luz, tras casi cincuenta años de olvido, su obra, sus escritos, documentos y recuerdos guardados celosamente por su familia contribuyendo así al estudio de la figura histórica y la trayectoria artística de Ramón Acín: pedagogo, pintor, escultor, periodista y anarquista oscense.
Isabel nos decía que la desconocida mujer del retrato no era otra que su madre, Lucía Zamora Mored, maestra represaliada por el franquismo y que estuvo incluso condenada a muerte. Lucía fue apartada del servicio activo y no pudo ejercer su profesión durante la dictadura, pero pudo acabar jubilándose como maestra una vez reinstaurada la democracia.
¿Pero por qué hizo Ramón Acín un dibujo de Lucía? Pues porque la joven estudiante de magisterio daba clases particulares a Katia y a Sol Acín en la casa de Ramón y Concha de la calle Costanilla de Lastanosa, donde también residía la familia de Lucía, lo que dio lugar a una excelente relación entre las dos familias vecinas.
A veces en los museos nos suceden cosas que nos llegan al corazón, como es el caso de esta entrañable historia que hemos querido publicar celebrando el Día de la Mujer en homenaje a Lucía Zamora Mored, una mujer apartada violentamente de su vocación pero que a pesar de todo siguió adelante con su vida.

Ahora, cuando entramos en nuestra área de reserva de Bellas Artes sabemos que los ojos que nos miran desde ese retrato femenino con esa mirada profunda e inteligente son los ojos de Lucía y nos sentimos mejor.
Desde el Museo de Huesca queremos desear un feliz Día de la Mujer a todas las mujeres que luchan por cumplir sus sueños.

Paula Blanco Domínguez

Lucía Zamora. Ramón Acín. Foto: Fernando Alvira

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *