Investigadores en el Museo de Huesca

El concepto de lo que es y lo que hace un museo ha evolucionado mucho a lo largo del tiempo y lejos estamos de ser únicamente aquellos inescrutables templos de las musas. Los museos de la actualidad somos, o aspiramos a ser, algo más que lugares donde se exhiben colecciones. Somos centros de exhibición, es cierto, las colecciones son nuestra razón de ser, pero también somos centros de reunión, de estudio, de aprendizajes e intercambios, de inclusión y diversidad pues todo lo que hacemos es por y para la ciudadanía.

Desde 2007 el ICOM (Consejo Internacional de Museos) establece que “un museo es una institución sin fines lucrativos, permanente, al servicio de la sociedad y de su desarrollo, abierta al público, que adquiere, conserva, investiga, comunica y expone el patrimonio material e inmaterial de la humanidad y su medio ambiente con fines de educación, estudio y recreo.”

La investigación es una de las funciones básicas de los museos, tal y como nos recuerdan las distintas definiciones de museos y nuestra legislación vigente. Sin embargo, esta investigación no es solo interna, la que desde los departamentos técnicos de conservación y restauración llevamos a cabo en nuestro quehacer habitual, sino también externa, pues son muchos los estudiantes e investigadores que se acercan a los museos para trabajar sobre sus fondos.

En el Museo de Huesca albergamos colecciones tanto arqueológicas como de Bellas Artes.

Todos los materiales y objetos arqueológicos son bienes públicos y deben depositarse en determinados museos por obligación legal. El Museo de Huesca es el centro de recepción de la provincia de Huesca, siendo esta una de nuestras principales tareas. Tras la excavación, siglado, primeros estudios y depósito de los materiales llega el momento de llevar a cabo investigaciones más exhaustivas sobre los mismos. La nómina de investigadores que se acercan al Museo de Huesca a lo largo del año para consultar los diversos materiales aquí depositados es muy larga y nos sentimos muy orgullosos de que nuestros fondos sean, hayan sido y sigan siendo objeto de estudio para artículos de investigación y tesis doctorales.

El Dr. Andrea Picin trabajando en el Museo de Huesca.

Hoy nos despedimos del Dr. Andrea Picin quien ha estado algo más de un mes entre nosotros. Investigador en el Departamento de Evolución Humana del Instituto Max Planck de Evolución Antropológica en Leipzig y profesor adjunto en la Universidad de Jena en Alemania, Andrea es un arqueólogo especializado en tecnología lítica del Paleolítico que ha estado trabajando con los conjuntos del yacimiento del Paleolítico Medio final de las Fuentes de San Cristóbal depositados en el Museo de Huesca.

Este yacimiento se encuentra situado en la zona norte del Prepirineo y es un asentamiento único porque normalmente los neandertales cazaban más al sur, cercanos ya a la depresión del Ebro. El yacimiento de las Fuentes de San Cristóbal presenta características de un asentamiento de caza estacional focalizado en la caza de caballos y ciervos. Los neandertales en esta área tenían una gran movilidad por lo que es de suponer que los asentamientos se ocupaban por periodos cortos. Hace dos años se tomaron muestras óseas para determinar la cronología del yacimiento y la investigación actual del Dr. Picin complementará este estudio para entender a nivel diacrónico los comportamientos relativos a la caza y a las actividades domésticas de estos grupos neandertales antes de su extinción.  

Esperamos volver a verte pronto Andrea y te deseamos todo lo mejor en tu porvenir profesional y personal. Verdaderamente te vamos a echar de menos por tu tesón, rigurosidad y profesionalidad, pero sobre todo por tu humanidad, generosidad y simpatía. Frohe Weihnachten und ein glückliches Neues Jahr!!

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *