El Museo de Huesca participa en el Ejercicio Conjunto Combinado de Emergencias: salvar el Patrimonio Cultural

El Ejercicio Conjunto Combinado “Aragón 19” en el que diversas administraciones públicas han coordinado situaciones de emergencia ha tenido lugar esta primera semana de abril en la Comarca de la Jacetania y Alto Gállego.

El objetivo es mejorar dicha coordinación en situaciones de emergencia de interés nacional. En el marco de estos ejercicios, el Patrimonio es considerado de gran interés, debido a la importancia que adquiere su preservación.

Desde el Gobierno de Aragón nos trasladamos varios técnicos de Patrimonio y del Museo de Huesca para conocer qué acciones se están desarrollando en este ámbito desde el Ministerio de Cultura y Deporte a través del IPCE, organismo que representa al Ministerio en el Plan Estatal ante el Riesgo de Inundaciones, ejercicio en el que participamos activamente como luego precisaremos.

Tras recibir unas sesiones informativas por parte de Ángel Luis de Sousa (Arquitecto del Ministerio de Cultura y Deporte y coordinador de estas acciones) y Cristina Escudero (Responsable de emergencias de Patrimonio en la Junta de Castilla y León) acerca de los planes de salvaguarda que ya se están llevando a cabo por parte del Ministerio y de la Junta de Castilla y León, preparamos el escenario en el que nos íbamos a ver inmersos al día siguiente.

Simulacro de evacuación

Fecha: 3 de abril de 2019

Lugar: Jaca

Situación de emergencia 1: riada de grandes dimensiones

Objetivo 1: evacuación preventiva de las obras que forman parte de una exposición temporal en el Museo Diocesano de Jaca

Situación de emergencia 2: la riada se ha llevado parte de la colección y nos la encontramos mojada, embarrada y destrozada.

Objetivo 2: recuperar todo lo que sea posible.

En el simulacro participamos: personal del Museo Diocesano, profesora y alumnas de la Escuela de Restauración de Huesca, técnicos del Gobierno de Aragón y personal del Museo de Huesca, supervisados por los compañeros del Ministerio, IPCE y Junta de Castilla y León que coordinaban la acción.

En la situación nº 1 preparamos tres equipos de trabajo: registro y documentación, triaje y embalaje y evacuación. El establecimiento de prioridades corrió a cargo de la Directora del Museo Diocesano de Jaca. El Director del Museo de Huesca y la conservadora del mismo nos integramos en el primer equipo de registro y documentación, y aprendimos a documentar con agilidad las piezas que corrían riesgo por la próxima riada y facilitamos su identificación para los siguientes equipos de evaluación del estado de conservación, embalaje y evacuación. Para todas las tareas contamos con el apoyo de la UME (Unidad Militar de Emergencias), que realizó un gran trabajo.

En la situación nº 2 el trabajo de documentación es imprescindible para poder evaluar los daños, por lo que al igual que se hace en una excavación arqueológica, la UME realizó una cuadrícula, identificando cada cuadrante con un número, y todo ello además fue documentado por un equipo de Dron. Una vez se documentó todo el escenario, fueron saliendo las piezas a triaje para la evaluación de daños y posteriormente se trasladaron a la zona de embalaje y evacuación para establecer en qué tipo de caja o soporte debe ser desplazado, ya que en este caso todo se encontraba mojado y embarrado.

Una vez acabamos el simulacro, realizamos una evaluación en la que todos participamos explicando nuestra experiencia, aspectos a mejorar y con muchas ganas de aplicarlo en nuestros centros.

En resumen, dos interesantes jornadas en las que hemos aprendido lo necesario para enfrentarnos a una posible catástrofe, algo que esperamos nunca ocurra.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *