El Museo de Huesca en el II Congreso de Arqueología y Patrimonio Aragonés (CAPA)

La semana pasada acudimos al II Congreso de Arqueología y Patrimonio Aragonés, una iniciativa de la Sección de Arqueología del Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias de Aragón, que cuenta con la colaboración y el apoyo de la Universidad de Zaragoza a través de los Grupos de investigación PPVE y URBS así como también cuenta con el apoyo de la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón.

A lo largo de dos intensas jornadas se ha presentado el estado actual de la arqueología en Aragón: las novedades científicas, los avances tecnológicos, las nuevas metodologías y herramientas empleadas así como se han establecido hipótesis e interpretaciones sobre las investigaciones más recientes.

Destacamos aquí las comunicaciones de proyectos de investigación y actuaciones arqueológicas llevadas a cabo en la provincia de Huesca. Han sido numerosas y diversas, y ponen de manifiesto el ingente patrimonio de la provincia y su gran relevancia, tanto a nivel nacional como internacional. Estas comunicaciones han sido ilustradas con piezas que en la actualidad forman parte de nuestros fondos y que en estos momentos están siendo objeto de estudio.

En el bloque destinado a la Arqueología Prehistórica, se han presentado en primer lugar los resultados de algunas de las líneas de estudio abiertas por el Grupo de investigación de los primeros pobladores del Valle del Ebro de la Universidad de Zaragoza, grupo con el que el Museo colabora estrechamente. Este grupo ha compartido los resultados de las tres campañas de excavación llevadas a cabo en el yacimiento musteriense de Roca de San Miguel en Arén, los yacimientos del abrigo de El Esplugón o el Barranco de la Pardina en Ordesa. En segundo lugar, se han presentado resultados sobre el yacimiento neolítico de Coro Trásito (Tella-Sin) yacimiento en el que el Grupo de Arqueología de Alta Montaña (UAB-CSIC) ha llevado a cabo excavaciones extensivas que ponen de manifiesto la utilización de la cueva como redil así como también ha presentado nuestro compañero Javier Rey los últimos estudios relativos a los elementos de adorno hallados en dicha cueva. En lo que respecta a los estudios sobre la Edad de Bronce y del Hierro, se presentaron comunicaciones sobre el yacimiento de La Codera en Alcolea de Cinca, la necrópolis de la cultura de Campos de Urnas en el Bajo Alcanadre y el yacimiento del Pueyo de Marcuello en el Valle Medio del río Gállego, línea de investigación que promueve en la actualidad el Museo de Huesca y que fue presentada por el director del proyecto científico, nuestro compañero José Fabre Murillo, quien expuso los avances en el conocimiento del urbanismo del poblado y presentó una cultura material de gran suntuosidad y de posible procedencia mediterránea, lo que permite consolidar la hipótesis de que el asentamiento tuvo un rol económico preponderante en la zona.

En el bloque dedicado a la arqueología clásica, en lo que se refiere a proyectos ubicados en la provincia de Huesca, destacamos la comunicación de José Ángel Asensio Esteban y Ángeles Magallón Botaya, también colaboradores del Museo en la que presentaron un somero análisis de la monumentalización y desarrollo de las ciudades romanas del Prepirineo oscense: Osca y Labitolosa, y la comunicación presentada por Lourdes Montes, habitual investigadora junto con su equipo en el Museo de Huesca, sobre el hallazgo de un enterramiento infantil de época bajoimperial en el abrigo del Tragaluz Norte, en la zona de Mallata. Junto al esqueleto infantil casi completo se hallaban otros restos materiales entre los que destaca por su excelente estado de conservación un pequeño arco realizado en madera de avellano, que se encuentra conservado en nuestro Museo.

En lo que respecta a la arqueología medieval, José Ángel Asensio presentó los primeros vestigios conocidos de la muralla del hisn Bolea, posiblemente uno de los principales castillos del distrito o “Amal de Wasqa” del que hasta el momento solo se conocía de su existencia a través de las fuentes documentales. También se presentaron dos comunicaciones sobre la necrópolis altomedieval de las Peñetas de Manolo, promovida por la Asociación Cultural de Investigación Arqueológica de los Monegros (ACIAM).

Por último, en el bloque del viernes por la tarde cuyo tema era el Patrimonio Aragonés, destacamos las comunicaciones de nuestro compañero José Ignacio Royo Guillén sobre el arte rupestre en Aragón y su gestión desde la incursión del mismo en la lista del Patrimonio Mundial y sobre las actuaciones periciales en defensa del Patrimonio Arqueológico que se llevaron a cabo con motivo del expolio de la Cueva de Chaves; la presentación sobre el estudio y diagnosis sobre el estado de deterioro de la Catedral de Huesca llevado a cabo por la Universidad de Zaragoza a petición de la Dirección General de Cultura y Patrimonio y la presentación de “La memoria del Camino” un interesante proyecto didáctico y divulgativo que cuenta con el apoyo de la FECYT sobre las primeras rutas transhumantes en la provincia de Huesca.

Ha sido un placer coincidir con tantos colaboradores, amigos y colegas, de los que siempre aprendemos tanto, y regresamos del congreso con algunos proyectos de futuro en torno a la investigación, gestión y difusión del patrimonio arqueológico. Aprovechamos la ocasión para felicitar a la organización por el esfuerzo y la dedicación y esperamos volver a encontrarnos en el III Congreso de Arqueología y Patrimonio Aragonés.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *