Actividad 5: Retrato de una madre

Home » Educación » Pequemuseo » Actividad 5: Retrato de una madre

Se acerca el Día de la Madre y en el Museo de Huesca os proponemos celebrarlo a través de un paseo mental por el museo en el que vamos a tratar de visualizar cada una de las salas y al llegar a la última, la sala 8, pararnos frente al retrato de Concha Monrás que hizo su marido, el artista Ramón Acín.

Retrato de Conchita Monrás. Ramón Acín. Óleo sobre lienzo .1934. NIG. 04310. © Foto Fernando Alvira. Museo de Huesca.
Retrato de Conchita Monrás. Ramón Acín. Óleo sobre lienzo. 1934. NIG 04310.
© Foto Fernando Alvira. Museo de Huesca.

Observa bien el retrato, fíjate en la expresividad de su rostro que destaca sobre un fondo plano. Mírala bien, concéntrate en cada detalle, cada línea, cada color, pero sobre todo en su mirada, porque la mirada dice mucho en un retrato. En este caso nos transmite fuerza, es la mirada de una mujer fuerte, luchadora.

El retrato es un género pictórico que se ha desarrollado a lo largo de toda la Historia del Arte. En un principio, se retrataba a los ricos y poderosos pero poco a poco, la costumbre de retratarse se extendió entre la burguesía siendo habituales los retratos individuales, pero también los de familias, mascotas, compañeros de trabajo…

Los retratos pueden ser realistas, cuando se hacen a imagen y semejanza de la persona retratada, pero también idealizados, cuando se embellecen sus rasgos o se intenta destacar una determinada característica de esta persona sobre todas las demás.

Cuando la pintura o la escultura era las únicas formas de tener un retrato, lo habitual era buscar la representación fidedigna y realista, más o menos idealizada. Pero con la aparición de la fotografía y la posibilidad de mostrar la realidad con total franqueza a finales del siglo XIX, la pintura de retratos tuvo que buscar otras formas de expresión creando efectos que la cámara no podía captar y explorando caminos que lo liberaran de las dificultades de la semejanza visual a través de nuevos usos de la técnica, la forma y el color. Mirad estos retratos hechos por Matisse o Picasso para entender esta evolución.

Os animamos desde aquí a explorar y buscar en el Museo de Huesca diferentes tipos de retratos: de corte (una princesa luego reina), de aparato (nos informa del cargo político), romántico (idealista), contemporáneo (expresionista)… Buscad en nuestra web a ver si encontráis la propuesta que os hacemos antes de pinchar en el enlace.

El retrato de Concha nos cuenta también una historia, la historia de una familia que disfrutaba con multitud de actividades en su casa, como nosotros ahora. Una madre a la que le encantaba jugar con sus dos hijas, Katia y Sol. Una mujer que amenizaba las tardes en su casa tocando el piano y que jugaba al tenis. Una madre que enseñó a sus hijas a ser buenas personas.

Familia Acín ante la Fuente de Las Pajaritas.
© Foto Fernando Alvira. Museo de Huesca.

Katia y Sol Acín. Fotografía de Fidel Oltra Gómez. NIG 04386.
© Foto Fernando Alvira. Museo de Huesca.

Ahora hazte esta pregunta: ¿Qué he aprendido de mi madre?

Regálale tu respuesta en forma de carta o de poesía y acompáñala de un retrato de tu madre.

Puedes usar lo que quieras para hacer el retrato: lápices, carboncillo, acuarelas, papeles para recortar y pegar (a modo de collage). Lo puedes pintar sobre papel pero si quieres ser mas original, como hacía Ramón Acín, busca por casa cartones viejos o para reciclar. Imagínate hacer un retrato de tu madre en un tetrabrik de leche o en una caja de zapatos o en una bandeja de corcho, incluso sobre la tela vieja de un paño o servilleta. Reutiliza materiales como hacía Ramón Acín, ¡usa tu imaginación y a disfrutar!

¡Feliz Día de la Madre!

Saber más…

  • En España desde 1965 el Día de la Madre se celebra el primer domingo de mayo (mes de la Virgen María). Anteriormente, se celebraba el 8 de diciembre, desde que en 1854 el papa Pío IX definiera esta celebración haciéndola coincidir con la Inmaculada Concepción de María.
  • Todas las culturas antiguas han rendido culto a la maternidad a través de diferentes diosas madres: las figuras femeninas embarazadas de la prehistoria, la diosa Isis en el Antiguo Egipto, la diosa frigia Cibeles o Gea en la Antigua Grecia.