Viviendo el Museo

El Museo de Huesca tiene sentido gracias a sus colecciones, pero evidentemente sus visitantes son los que lo dotan de una razón de ser más importante: que se conozca la arqueología y el arte de la provincia de Huesca, en sus diferentes manifestaciones artísticas, y la vida de un museo. Por eso el museo también habla de literatura, de arte contemporáneo, de poesía, de creación, en definitiva, porque todo está unido, y por ello trabajamos.

Laboratorio del Arte de Huesca nos acompaña desde hace un tiempo en la consecución de estos objetivos, con amenas e interesantes actividades al alcance de todos, incluso de los más pequeños de la casa, que también tienen cabida en nuestro museo.

Hace unos meses presentamos en el Museo de Huesca “La leyenda en el imaginario”, con dos intervenciones artísticas que sin duda han dejado huella en la ciudad de Huesca. Sin ir más lejos, la realizada por Lina Vila, “Un jardín para Petronila”, instalación de una gran belleza, está perdurando en el tiempo a través de las actividades educativas para centros escolares y para familias. ¿Cómo se ha llevado a cabo? A partir de las fotografías de las obras que Lina Vila realizó “ex profeso” para la Sala de Doña Petronila, las familias han reinterpretado, con materiales naturales (flores, manzanas, fresas, ramas, hojas, etc.) dichas obras, como puede verse en las fotografías. El retiro de Petronila, su historia, han sido conocidos por los más pequeños que se han atrevido a plasmar sus creaciones después de conocer todos estos detalles. Hemos de agradecer la donación de flores para la realización de estas actividades por parte de la Floristería Usón de Huesca.

Pero además, tal y como nos relata Ana Belén Serrano, del Laboratorio del Arte de Huesca, con los dos grupos de 2º de ESO del Colegio Santa Ana que celebraban su semana de la lectura, se ha trabajado el libro Campos de fresas del autor Jordi Sierra i Fabra enlazándolo también con la canción de los Beatles “Campos de fresas para siempre”. Se centraron en esta actividad comparando la idea del retiro; el de la protagonista del libro, Luciana, por un coma en el que se encuentra a consecuencia de la ingesta de drogas, y por otro, el retiro voluntario de una reina medieval, Petronila. Para ello permanecieron en la sala de doña Petronila recreando con objetos reales la obra de Lina Vila, “Un jardín para Petronila”. A través de una de sus acuarelas, en la que se representaban unas fresas, se explicó su significado: la “rectitud”, un concepto muy acorde con la obra literaria de Jordi Sierra i Fabra para enlazar con la idea de Lina Vila del enclaustramiento, y así, de esta manera, se aproximaron a un tópico literario medieval trabajado por los alumnos en el aula, el locus amoenus como un lugar idílico para el recogimiento o un lugar propicio para el amor. Fue un jardín sensorial donde una reina (una alumna disfrazada de Petronila), sentada en su trono, decide retirarse a un lugar donde poder pasear y meditar entre flores y frutos cargados de simbolismo. La alumna pudo tocar y oler la recreación de la artista Lina Vila.  Si se creó un jardín para una reina, ellos crearon un jardín para Luciana, la protagonista del libro.

También se ha realizado otra actividad relacionada con la semana de la lectura del Colegio Santa Ana de Huesca para los alumnos de 1º de ESO. A partir de “El conde Lucanor”, de don Juan Manuel, los alumnos se trasladaron a las salas de la Alta y Baja edad Media del Museo para conocer la sociedad y cultura de la época de don Juan Manuel y sobre todo la influencia de los cuentos árabes en su obra dando mucha importancia al lenguaje; por ello les mostraron el “alifato” expuesto en el Museo así como una reproducción del mismo para que lo pudieran tocar. El taller trató de una selección de 6 cuentos del libro de don Juan Manuel para estudiar la psicología de cada personaje. A través de marionetas realizadas por ellos mismos, con la técnica de “escultura de relleno”, los grupos representaron a los personajes de los cuentos con todos sus defectos y virtudes.

Como podemos comprobar, el Museo de Huesca está lleno de vida, lleno de ideas, y os esperamos para conocerlo desde muchos puntos de vista.

* Texto realizado con la colaboración del Laboratorio del Arte de Huesca.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *