Valentín Carderera en la Biblioteca Nacional

Aprovechando que hoy 24 de octubre se celebra el Día de las Bibliotecas queremos recordar que en la Biblioteca Nacional de España en Madrid del 27 de septiembre de 2019 al 12 de enero de 2020 se puede disfrutar de la exposición Valentín Carderera. Dibujante, coleccionista y viajero romántico, comisariada por José María Lanzarote.

El Museo de Huesca participa con siete obras:

La resurrección de Lázaro, Valentín Carderera. NIG 01788

La Justicia, Valentín Carderera. NIG 01780

Venus en el carro, Valentín Carderera. NIG 01816

La Escuela de Atenas, Valentín Carderera. NIG 01794

Prisionero bárbaro, Antonio Ponz. NIG 01717

Gran bestia o Dante que ha venido desde Brasil, Andrés de la Muela. NIG 01987

Retrato de Valentín Carderera, Federico de Madrazo. NIG 00046

Esta última, además, se ha elegido como imagen de la exposición por lo que aprovecharemos esta entrada para compartir algo más acerca de su historia y circunstancias.

Valentín Carderera y Solano (Huesca, 1796 – Madrid, 1880) fue coleccionista, arqueólogo, pintor y escritor, además de divulgador de las artes y entusiasta de la figura de Goya, así como miembro de la Real Academia de la Historia y de San Fernando. Desde muy joven se interesó por el coleccionismo de antigüedades y obras de arte, en especial libros, grabados, estampas y pinturas. Aportó fondos de su propia colección para la creación del Museo de Huesca en 1873, institución a la que donó gran parte de sus obras incluyendo producción propia (pintura, grabados y dibujos).

Estudió en la Universidad Sertoriana de Huesca pasando después a formarse en Zaragoza con Buenaventura Salesa. En 1816, se trasladó a Madrid siendo alumno de Mariano Salvador Maella y José de Madrazo. Con este último y su familia entabló una estrecha relación y particularmente con Federico de Madrazo (hijo de José) con quien mantuvo larga correspondencia. Valentín Carderera y Eugenio de Ochoa fueron los amigos más íntimos de Federico.

El retrato de Valentín Carderera del Museo de Huesca realizado por su amigo Federico de Madrazo tiene la siguiente inscripción en el anverso en su ángulo superior derecho «A su querido amigo / D. Valentín Carderera, / F. de Mº. 1833 / y 1879». Las notas de las «agendas» personales de Federico de Madrazo nos proporcionan varios datos sobre la obra. En su agenda de 1834, en el día 19 de octubre escribió «Retrato de Carderera en su casa». En 1879, el 28 de diciembre anotó «Por la mañana he pintado en un retrato que hice a Carderera en 1835 y que no estaba concluido». Esta serie de fechas permiten concretar las dos sesiones del retrato y precisar su cronología. Antes de la realización del mismo, entre 1822-1831, Carderera permaneció en Italia pensionado por el duque de Villahermosa.

Verdadero arquetipo del retrato romántico, nos encontramos ante una representación de casi medio cuerpo, en tres cuartos hacia su izquierda, sobre fondo gris verdoso. Realizado en óleo sobre lienzo, presenta un dibujo riguroso y un colorido de gamas frías y metálicas. Se asemeja al retrato de Ingres, que Madrazo pintó en París en 1833, en su primer viaje a la capital, junto con el del Baron Taylor. Realizó otro retrato de Carderera en 1846 que pertenece a una colección privada de Madrid.

Invitamos a todo el mundo a visitar esta magnífica exposición en la Biblioteca Nacional hasta el mes de enero o en Zaragoza en el Palacio de Sástago de marzo a junio. Y por supuesto, a venir al Museo de Huesca a conocer una importante parte del legado de Valentín Carderera.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *