Un museo comprometido con la educación

Este pasado mes de enero durante dos fines de semana, y con San Vicente de por medio, hemos tenido el placer de disfrutar del curso “Diálogos del Arte dentro del Arte” entre el Museo de Huesca y el Museo del Prado.

Nos sentimos más que agradecidos y así se lo queremos transmitir a todas las personas que han participado en este curso, tanto ponentes como asistentes al mismo, por su implicación y generosidad. Nuestro balance es muy positivo y estamos felices de saber que es una opinión generalizada.

Comenzamos el viernes 17 de enero presentando el curso en compañía de Olga Alastruey, Directora del Servicio Provincial de Huesca del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón. A continuación, Enrique Pérez, Técnico de Gestión en el Área de Educación del Museo del Prado y Fernando Sarría, Director del Museo de Huesca, nos presentaron ambas instituciones y Eduardo Barba, Investigador botánico, nos dio una interesante charla con el título “Flores de pequeñas pinceladas: la botánica en el gótico del Museo del Prado” en la que nos maravilló con la cantidad de especies vegetales que se pueden identificar en las obras de arte, deleitándonos con una explicación in situ de la vegetación presente en el tríptico de la Virgen de la Rosa atribuido a Robert Campin.

El sábado 18 de enero prosiguió Joan Molina de la Universidad de Girona con su conferencia “Mitos e hitos del arte medieval aragonés”, realizando un amplio y exhaustivo recorrido por la Edad Media en Aragón en el que pudimos ver claramente la gran cantidad de influencias, interrelaciones e innovaciones existentes en esa época, mal llamada oscura en tantas ocasiones.

Seguidamente, Francisca Vázquez, profesora de Educación Infantil, nos hizo sacar a los niños y a las niñas que llevamos dentro en el taller “Jugando con círculos en el Museo del Prado”, donde aprendimos cómo a partir de una idea muy sencilla se pueden elaborar propuestas didácticas muy interesantes y adaptables a todos los niveles educativos.

Por la tarde, Fernando Sarría nos hizo un recorrido por el Museo de Huesca presentándonos la historia del edificio y de las colecciones seleccionando algunas de las principales obras. A continuación, Paca Vázquez nos preparó un nuevo taller, “Una ensoñación de Goya”, en el que de nuevo pudimos dar rienda suelta a nuestra creatividad a través de la obra del artista de Fuendetodos.

El viernes 24 de enero, Paula Blanco, Facultativa Técnica de Patrimonio Cultural del Museo de Huesca, expuso la “Relación entre museos. Los depósitos del Prado en el Museo de Huesca”, charla que completó el equipo de educadoras de museos de El Laboratorio del Arte (Ana Belén Serrano, Salas Tricas y Cristina Gracia) explicándonos cómo se puede trabajar de forma didáctica con estas obras; para seguidamente sumergirnos con ellas en la atractiva actividad “Cuéntame una leyenda” donde todo el mundo participó animadamente.

El sábado 25 daba inicio a la última jornada la interesante conferencia de Carmen Morte, profesora de la Universidad de Zaragoza, en la que nos habló de “¿Quién es el maestro de Sijena?”. Carmen nos avanzó los últimos estudios que con su grupo de investigación ha realizado y en los que han llegado a importantes conclusiones y descubrimientos, como encontrar el nombre de este pintor, Rodrigo de Sajonia, en los últimos documentos devueltos a Sijena, lo que unido a la constatación por los análisis efectuados en varias tablas del uso de tinta ferrogálica viene a consolidar la teoría de que el maestro de Sijena era un pintor centroeuropeo.

A continuación, Enrique Pérez nos deleitó con su charla sobre “Juan de Pareja y Velázquez” en la que de manera muy sencilla nos enseñó a descubrir el uso didáctico de la obra del artista sevillano a través de la observación y el análisis de los pequeños detalles y, sobre todo, mostrarnos que hasta Velázquez, con todo su talento ya presente desde sus primeras obras, necesita aprender y evolucionar (como cualquier persona) para ser capaz de dar a luz una auténtica obra de arte. Como punto final, nos ilustró con un análisis extraordinario del cuadro “El bautismo de Jesús” de Juan de Pareja, presente en nuestra exposición permanente.

Por la tarde, Ana Moreno, Coordinadora General de Educación del Museo del Prado nos activó de nuevo con la realización del taller “Un paseo entre flores” enseñándonos cómo utilizar de forma didáctica los sentidos del olfato y la vista y cómo usar el arte como recurso para educar en igualdad.

El colofón al curso lo puso José María Lanzarote con la conferencia “Valentín Carderera, erudito y coleccionista. Del Museo Real al Museo de Huesca” donde nos relató de forma magistral las luces y las sombras de la figura de Valentín Carderera, tan importante en la gestación y nacimiento de nuestro museo.

Esperamos que este curso haya servido para poner de manifiesto cómo el arte y concretamente las colecciones de los museos pueden ser unas herramientas muy útiles para la educación.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *