Ramón Acín y Ansó

El regeneracionismo intentó dar soluciones a un maltrecho país como era la España de 1898. Estas corrientes intentaron conseguir la modernización sin perder las señas de identidad propias. Así el regionalismo, renovado por estas ideas noventayochistas, influirá en las corrientes estéticas del cambio de siglo en Aragón. El regionalismo / costumbrismo rescata tipos, usos, costumbres e indumentaria populares con un afán renovador tanto en los lenguajes plásticos como en las miradas sobre este pasado cercano, estableciéndose una clara dicotomía entre el ideal rural y la bulliciosa vida urbana.

Es el momento en que los artistas de finales del XIX, atraídos por el costumbrismo, volcaron sus objetivos y pinceles en los diferentes tipos regionales de España. Sirva de ejemplo los grandes lienzos que Joaquín Sorolla realiza para la Hispanic Society of America en 1912, Visión de España. Para ilustrar Aragón centra su mirada en Ansó, el lienzo Aragón. La jota (1914) recrea una improbable escena de ansotanos bailando este dance tradicional aragonés. Más realistas resultan las imágenes que en estas mismas fechas y posteriores, captaron los objetivos de los Fotógrafos en Aragón como Ricardo Compairé, José Ortiz Echagüe o Ricardo del Arco entre otros, que retrataron los tipos populares de esta y otras localidades altoaragonesas como Ayerbe, Alquezar, Hecho….

Nos centramos en el caso del traje de Ansó, por un motivo doble. Por un lado, queremos unirnos así al homenaje que desde esta localidad se realiza a su indumentaria autóctona con la celebración de «Día de la Exaltación del Traje Ansotano». Esta fiesta se celebra el último domingo del mes de agosto desde el año 1971, cuando la corporación municipal decidió homenajear la indumentaria tradicional local. Es el momento en el que los baúles particulares y el ropero municipal se abren para inundar de color las calles de esta localidad altoaragonesa. Su carácter singular y de indudable valor etnológico y cultural motivó el reconocimiento de la fiesta en 2004 como Fiesta de Interés Turístico de Aragón.

Por otro lado, gracias a esta fascinación de los artistas de finales del siglo XIX y principios del siglo XX por el traje ansotano y Ansó, el Museo de Huesca conserva entre sus fondos dibujos y apuntes del genial artista oscense Ramón Acín, que con la estética de los nuevos lenguajes y la frescura e inmediatez que proporciona la técnica del dibujo, realizó durante su estancia estival en Ansó en 1923, de los cuales os mostramos algunos ejemplos aquí.

1 Comentario. Leave new

Vaya esperpento como(casi) todo del «arte» del siglo XX. Por suerte tenemos la gran obra de Sorolla y su serie sobre tipos ansotanos. Eso si que son obras de arte.

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *