La exposición de Labitolosa en el Museo de Huesca se prorroga hasta el 5 de enero de 2020

Desde el 14 de marzo albergamos en nuestras salas de exposiciones temporales la muestra Labitolosa. Una ciudad romana en el Pirineo oscense, comisariada por Mª Ángeles Magallón y José Ángel Asensio.

Dada la estupenda acogida por parte de nuestro público, como reflejan los casi 30.000 visitantes que ha recibido el Museo de Huesca desde su inauguración, nos complace comunicar la ampliación de la duración de la misma hasta el 5 de enero de 2020.

Durante estos meses hasta su finalización, se van a continuar realizando actividades didácticas para escolares, así como más visitas guiadas por parte del comisario de la exposición, José Ángel Asensio, de cuyas fechas definitivas y modos de inscripción se informará puntualmente.

Por otro lado, el Ayuntamiento de la Puebla de Castro realiza a demanda visitas guiadas al yacimiento de Labitolosa, por las tardes a partir de las 16 horas o, preferentemente, los fines de semana. Las personas interesadas pueden solicitarlas con un par de días de antelación dirigiéndose al teléfono 974545003.

Esta exposición recoge los frutos de más de 25 años de excavaciones que han sacado a la luz numerosos vestigios materiales y han dado lugar a un importante corpus de literatura arqueológica.

Conformada por casi 200 piezas restauradas y documentadas por el personal del Museo de Huesca, la exposición se divide en varios ámbitos distribuidos en las tres salas del Palacio medieval de los Reyes de Aragón. El visitante que pasee por ellas podrá observar cómo los habitantes de esta ciudad romana decoraban las paredes de sus casas, cómo jugaban, cómo construían, cómo se aseaban, cómo se relacionaban, cómo trabajaban y muchos otros aspectos a través de la rica cultura material hallada en el yacimiento, que junto con los vestigios conservados in situ nos proporcionan una completa visión de su modus vivendi.

Uno de los puntos fuertes de la exposición es la recreación de la Curia de Labitolosa, espacio integrado en el foro y del que sabemos cómo serían sus estructuras gracias a los restos encontrados, entre ellos, las lápidas conservadas y que se han dispuesto para la ocasión en un espacio que recrea dicho lugar y por el que conocemos los nombres de algunos de sus habitantes.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *