Es la hora de llenar las aulas

Agosto llega a su fin, el verano desaparece de forma inmediata y la ciudad se prepara para acoger con ilusión a sus más de 3.000 estudiantes universitarios.

El actual campus de Huesca, dependiente de la Universidad de Zaragoza, tiene presencia en nuestra ciudad desde 1972 y recupera el espíritu que la antigua Universidad Sertoriana otorgó a Huesca. Dicha universidad fue fundada por Pedro IV de Aragón en 1354 y recibe su nombre en recuerdo de la escuela que estableció Quinto Sertorio en Osca en el año 77 a.C.

El Museo de Huesca conserva un vínculo muy estrecho con la Universidad. El actual edificio fue construido para albergar la sede académica en 1690; hasta esa fecha, solo se utilizaban algunas dependencias del Palacio de los Reyes y, con la construcción del nuevo inmueble, se dotó a la Institución de nuevas instalaciones. El legado de esta Universidad es un solemne edificio con una austera fachada que da paso a un magnífico patio interior. Todavía se conservan la antigua capilla y su sacristía, ambas convertidas en salas de exposición.

 

Pese a la sobriedad del edificio, no cabe duda del esplendor de la Institución. Buen ejemplo de ello es el legado que custodia y expone el Museo conformado por un buen número de obras de arte y elementos de artes decorativas ligados al uso institucional y académico.

 

 

Probablemente, la obra pictórica más conocida, vinculada a la Sertoriana, es el lienzo de Merklein Minerva y Sertorio. Sin embargo, aprovechamos esta ocasión para señalar uno de nuestros depósitos en el Ayuntamiento de Huesca. Se trata de un Santo Tomás de Aquino realizado por el pintor oscense Luis Muñoz Lafuente en 1795, que cobra importancia en esta entrada por ser el patrón de las universidades. Por ese motivo, aparece también representado en el retablo barroco que podemos contemplar en la sala 5 del museo -antigua capilla-.

Por último, tenemos que citar otro lazo que une al Museo de Huesca con la Universidad, se trata de las personas que la forman. Existe una comunicación fluida con el profesorado de las disciplinas cercanas a nuestro ámbito, que en varias ocasiones ha colaborado con nuestra Institución, además, cada año se acercan a nuestras instalaciones un gran número de estudiantes, licenciados y doctorandos para llevar a cabo sus investigaciones. Esta es la conexión más importante con el ámbito académico pues con ella se cumplen los objetivos de difusión y acceso libre a los fondos que custodiamos, facilitando un aprendizaje que redunda en toda la sociedad.

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *