Huesca celebra el Tota Pulchra

¿Qué es el Tota Pulchra?

El Tota Pulchra, oficio de vigilia de la Inmaculada Concepción de María, es una de las grandes festividades marianas, celebrada anualmente en la Catedral de Huesca, la tarde del 7 de diciembre.
Se trata de una rica liturgia catalogada Bien de Interés Cultural, en la que participan tres instituciones que desde el siglo XV mantienen el voto a la Inmaculada Concepción: la académica, heredera de la Universidad Sertoriana y representada por el claustro de profesores del I.E.S. Ramón y Cajal; la municipal, representada por el Ayuntamiento de Huesca y la eclesiástica, a través del Cabildo Catedralicio. En dicha ceremonia, se incorpora un ritual específico en cuanto a procedimiento, usos, intervenciones musicales y de patrimonio mueble, renovado y adaptado al paso del tiempo.
La devoción de la Inmaculada Concepción es una de las celebraciones más arraigadas en Aragón y tiene su origen en el dogma según el cual, la Virgen María habría sido concebida sin pecado. El oficio realizado en Huesca, toma el nombre del canto Tota Pulchra es, María, antigua oración escrita presumiblemente en el siglo IV, cuyo texto procede en parte del libro de Judit y en parte del Cantar de los Cantares.

Tota pulchra es, María,
et macula originalis non est in te.
Tu gloria Jerusalem,
tu laetitia Israel,
tu honorificentia populi nostri.
¡Oh! María, virgo prudentissima,
mater clementissima,
Ora pro nobis,
intercede pro nobis
ad Dominum Jesu Christum.

Historia del voto de la Inmaculada Concepción en Huesca

Se conserva testimonio documental del voto realizado por las instituciones oscenses a la Inmaculada Concepción en el año 1450, con motivo de una epidemia de peste que asoló la ciudad. Sin embargo, será otro brote virulento de esta enfermedad, en el año 1651, el que lleve a la ciudad y a sus instituciones a renovarlo el 4 de octubre, día de San Francisco de Asís. En el año 1652 se cumple por primera vez con el voto tras su renovación, y se celebra con una procesión desde la catedral de Huesca hasta el convento de San Francisco portando la imagen de la Virgen de la Concepción, llamada también Virgen del Voto. Tras la desaparición del convento franciscano en el siglo XVII, la vigilia de la Inmaculada se ha celebrado en la Catedral consolidándose de este modo la fiesta del Voto en la capital oscense.

El Museo de Huesca participa en el Tota Pulchra exhibiendo una exposición temporal

El I.E.S. Ramón y Cajal, una de las Instituciones involucradas en la celebración del Tota Pulchra, organiza una exposición temporal en el Museo de Huesca. La muestra presenta una serie de paneles informativos y piezas destacadas relacionadas con la Universidad Sertoriana, representada por el claustro de profesores del Instituto. La exposición se completa con una actividad didáctica que se ofrece a los centros educativos con el objetivo de dar a conocer dicha Institución y la importancia del Voto realizado por ésta.
El Tota Pulchra es un acto cultural y religioso, caracterizado por el consenso institucional y popular de la comunidad que lo celebra y por el profundo arraigo en la memoria histórica colectiva de la ciudad de Huesca. La celebración de dicha ceremonia y de todos los actos asociados a ésta, muestran la extraordinaria importancia que adquiere este Voto en la ciudad.

Programa Tota Pulchra. 2014.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *