El Museo de Huesca y San Lorenzo

Una año más se aproxima la Festividad de San Lorenzo, Patrón de la ciudad de Huesca.

El Museo alberga entre sus fondos algunas imágenes de este Santo oscense cuyo cruento martirio es bien conocido por todos. Narrado por Jacobo de la Vorágine en la La leyenda dorada (c. 1264), cuenta cómo en tiempos del emperador Decio, San Lorenzo, fue forzado por el prefecto Valerio para que le hiciera entrega de los bienes de la Iglesia, donados a esta por el hijo del anterior emperador Filipo, convertido al cristianismo. El Santo le pidió un plazo de tres días, pasados los cuales le mostraría dónde los tenía escondidos. Así que reunió una multitud de pobres, cojos y ciegos y los llevó ante el emperador, diciéndole: “Aquí tienes los tesoros. Míralos bien; son auténticos, eternos y tan extraordinarios que jamás disminuyen; al contrario, aumentan”. El emperador, irritado, lo mandó azotar con garfios de hierro. Pero la fortaleza del santo hizo que el martirio no surtiera efecto, así que Decio dispuso que se le colocara en una gran parrilla con carbones encendidos, sujetándolo a ella con horcas de hierro. San Lorenzo se dirigió al emperador en los siguientes términos: “¡Miserable! Toda esta lumbre que has preparado para atormentarme me está sirviendo de refrigerio. Pero escucha lo que te digo: otra lumbre te abrasará a ti eternamente en el infierno”. “Por último, retornando a la oración, dando gracias a Dios y entregándole su espíritu.”

Son pocos los fondos museográficos que custodia el Museo en los que aparezca representado el Santo oscense. Dentro del legado de Valentín Carderera, encontramos unos dibujos (NIG 01813), fechados entre 1578-1780 en los que se representan las imágenes, en busto relicario, de San Lorenzo, patrón de Huesca a la derecha, y de su hermano San Orencio, a la izquierda.

San Orencio y San Lorenzo. (Fot. F. Alvira. MdH)

San Orencio y San Lorenzo (Fot. F. Alvira. MdH)

Con toda la narratividad de la maniera barroca, aparece representado el martirio del Santo en la estampa de finales S. XVI, del autor flamenco Gillis SADELER (c. 1570-1629) (NIG 02973)

Martirio de San Lorenzo. Gillis Sadeler (c. 1570-1629) Fot. F. Alvira. MdH

Martirio de San Lorenzo. (Fot. F. Alvira. MdH)

La estampa de Juan VALLÉS fechada en 1638 muestra una representación del Santo con su iconografía más tradicional. Aparece cobijado en una hornacina; de aspecto joven, viste indumentaria diaconal y sujeta con la mano derecha una parrilla de grandes dimensiones, símbolo de su martirio. (NIG 03181)

San Lorenzo. (Fot. F. Alvira. MdH)

San Lorenzo. (Fot. F. Alvira. MdH)

 

Fruto de una donación del propio Martín CORONAS a la Comisión de Monumentos en 1926, conserva el Museo, seis estudios que este autor pintó entre 1897-1918, para dos tapices para la Catedral de Huesca, que desarrollan el santoral de la diócesis de la ciudad de Huesca y que hoy pueden verse en la Capilla de Santa Lucía de la Catedral oscense. (NIG 03406 – 03411)

 

Ramón ACÍN, con su plástica a caballo entre un costumbrismo modernizado y nuevos lenguajes diseñó carteles y programas de las fiestas laurentinas en las primeras décadas del siglo XX, algunos ejemplares los conserva el Museo de Huesca.

 

El Museo de Huesca se una así al homenaje que rinde la ciudad en sus fiestas patronales a este Santo nacido en la “famosa Ciudad llamada Osca (hoy Huesca) valerosa en armas, celebrada en letras, ínclita en Nobleza, y abundante en todos los bienes que el Cielo con liberal mano suele favorecer”

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *