Actividad 7: Grabados

Home » Educación » Pequemuseo » Actividad 7: Grabados

Vamos a convertirnos de nuevo en artistas realizando con materiales que tenemos en casa nuestras propias obras de arte.

En esta ocasión, os proponemos trabajar con la técnica del grabado. ¿Sabéis qué artista presente en la colección del Museo de Huesca destacó en esta disciplina artística? Seguro que sí, claro, fue Francisco de Goya, uno de los artistas más importantes de la historia del arte, tanto por su obra como por la gran influencia que ha tenido y tiene en otros creadores. Os dejamos aquí el enlace a la entrada que publicamos con motivo de su cumpleaños y que os recomendamos que leáis muy atentamente, especialmente la parte dedicada a sus grabados.

"Dibersion de España". Francisco de Goya y Lucientes. Litografía. 1825. NIG. 01093. © Foto Fernando Alvira. Museo de Huesca.
«Dibersion de España». Francisco de Goya y Lucientes. Litografía. 1825. NIG 01093.
© Foto Fernando Alvira. Museo de Huesca.

Pero ¿qué es el grabado?

La RAE nos dice que grabar es “señalar con incisión o abrir y labrar en hueco o en relieve sobre una superficie un letrero, una figura o una representación de cualquier objeto” y que un grabado es la “estampa obtenida por medio de la impresión de planchas tratadas con la técnica del grabado”.

Analicemos toda esta información para entenderlo mejor. Por un lado, tenemos una superficie rígida o plancha (también llamada matriz) sobre la que se hace el dibujo, letra o forma que se quiere reproducir y esta reproducción se puede hacer en hueco o en relieve. Por otro lado, tenemos el resultado o estampa que se obtiene cuando presionamos la matriz, previamente entintada, sobre otro material (papel, tela, etc.).

Si el grabado lo hemos hecho en hueco, en la estampa nuestro dibujo quedará sin color y el resto con tinta. Si, por el contrario, el grabado es en relieve, nuestro dibujo será lo que se estampe con tinta. Esto último es muy sencillo de entender porque seguro que alguna vez has usado un sello o tampón para decorar tus dibujos o cuadernos, ¿a que sí?

Hay muchas formas de hacer grabados y es una técnica antiquísima, podemos decir que ya en la prehistoria encontramos antecedentes: un ejemplo en el Museo de Huesca lo tenemos en las decoraciones de la cerámica cardial que conservamos y que están hechas mediante la impresión del borde dentado y sinuoso de la concha del cardium, una especie de berberecho.

Vasija con decoración cardial. Neolítico antiguo (5600-5000 a. C.). Cueva de Chaves, Huesca. NIG 03827. © Foto Fernando Alvira. Museo de Huesca.

Os invitamos a que busquéis ejemplos similares de estampación en otras culturas de la antigüedad.

Para entender mejor cómo trabajaban los artistas, sobre todo a partir del Renacimiento, os dejamos enlaces a dos vídeos muy interesantes que nos explican las diferentes técnicas del grabado: xilografía, calcografía (punta seca y aguafuerte), litografía y serigrafía. Son de la Biblioteca Nacional de España y del Museo del Prado.

Vamos a estampar en casa

¿Cómo? Buscad objetos con los que se pueda experimentar estampando con pintura sobre papel, cartón o tela. Por ejemplo: una moneda, un vaso, cartones recortados con diferentes formas, tapones, corchos, esponjas, conchas… lo que se os ocurra que tenga relieve y pueda dejar una huella con pintura al presionar sobre la superficie que hayáis elegido.

También podéis hacer un sello con una patata y luego estampar el dibujo. Sí, sí, habéis leído bien, con una patata. Es muy sencillo solo tenéis que cortar una patata por la mitad y hacerle un dibujo a vuestro gusto o marcar con un molde para hacer galletas, recortar lo que sobra para que quede en relieve y ¡listo para estampar!

En Internet podéis encontrar muchos ejemplos para hacer sellos con patatas, corchos, tapones, goma EVA, rollos de papel higiénico… buscad la técnica o técnicas que más os gusten y dejad volar la imaginación en vuestros grabados.

Para saber más….

  • Otra característica muy importante del uso de la técnica del grabado es que permitió la impresión en serie de imágenes y que estas llegaran a muchas más personas y lugares consiguiendo la expansión y el conocimiento de muchas obras de arte, así como la ilustración de libros.
  • En el siglo XIX llegan a Europa procedentes de Japón unas estampas conocidas como Ukiyo-e realizadas mediante la técnica de la xilografía o grabado en madera que tuvieron una gran influencia en los artistas de la época (Van Gogh, Monet, etc.) dentro de un fenómeno conocido como japonismo. Podéis encontrar este tipo de obras en la Colección de Arte Oriental Federico Torralba del Museo de Zaragoza. Para conocer cómo se elaboran estas estampas os dejamos un enlace a un vídeo que lo explica.