Pedro Ayuso, toda una vida en el Museo

El pasado mes de enero se jubiló uno de los » históricos del museo”. Desde aquí, queremos dedicar unas líneas al compañero que, tras más de treinta años, deja su huella impresa en este Centro. Quién mejor que nuestra compañera Paz Cantero para recordar esa trayectoria profesional que, durante tanto tiempo, han compartido aquí, en el Museo de Huesca. Con nuestros mejores deseos, Pedro, en esta nueva etapa:

A Pedro Ayuso

Hace unos días un compañero del Museo de Huesca se jubiló, se trata de Pedro Ayuso. El final de su larga vida laboral llegó y ahora disfruta de un merecido descanso y ocio; echo de menos su pulular por el citado centro. Se notaba su presencia.

Mentalmente, he realizado un viaje al pasado y el primer recuerdo que tengo de él, al incorporarme a mi puesto de trabajo en el área de Bellas Artes es verle sentado, en un pequeño despacho, ante una mesa de dibujo. Debo decir que fui muy bien acogida por todo el personal. Desde ese primer momento hasta hoy han pasado muchos años y muchas vicisitudes.

Tras una primera toma de contacto por mi parte, a los pocos meses llevamos a cabo la preparación del Museo para las obras de rehabilitación del que fue objeto. Fueron días de trabajo intenso y duro, pero de gran aprendizaje y enriquecedor. Lo mismo cabe decir cuando, una vez terminadas las mismas, hubo que adecuar el centro al nuevo planteamiento museográfico y museológico.

Codo a codo hemos trabajado en la realización de inventarios, en el montaje de exposiciones, en el traslado de fondos, ordenamiento de enseres, materiales u objetos, realización de fotos para que esas imágenes quedaran para la posteridad, visitas guiadas y, un largo etcétera.

Buen compañero, cuado lo he requerido nunca me ha fallado. El respeto mutuo, la alegría, las sonrisas, las bromas y el buen humor han sido constantes en el día a día.

En las discrepancias, la razón, la sensatez y el sentido común han prevalecido sobre las mismas.

En el terreno profesional, he de destacar su pasión por la Arqueología, área en la que trabajó. Su interés por ella, su participación en excavaciones arqueológicas, el dibujo de materiales arqueológicos, estudio y ubicación de piezas han contribuido a su conocimiento, en especial de la Arqueología más cercana. Y sigue en ella, pues lleva entre manos algún trabajo de investigación. Ha sido un puntal fuerte en el centro.

Hoy, jóvenes profesionales han recogido el testigo y trabajan en las actuales posibilidades que brinda el Museo de Huesca.

Con la gratitud que mereces, recuerda, permanecemos en el Museo tus compañeros y amigos.

María de la Paz Cantero

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *